Kiko Matamoros

Kiko Matamoros y su hija Ana: las idas y venidas de una complicada relación

El colaborador de 'Sálvame' ha querido enviar un contundente mensaje a su hija desde el hospital en el que se encuentra ingresado

por Gtresonline

Kiko Matamoros no está pasando por su mejor momento. En los últimos días, el colaborador de Sálvame ha acaparado la atención de los medios tras ser ingresado de urgencia por una grave complicación tras su extirpación de vesícula. Una semana complicada donde el tertuliano ha estado arropado en todo momento por su pareja Marta López, y ha tenido contacto con sus hijos, Diego y Laura. Sin embargo, el tertualiano ha confesado, durante una conexión en directo con el programa de Telecinco desde el hospital, haber notado una sonada ausencia: la de su hija, Ana Matamoros. Un nuevo revés parece sacudir la ya de por sí mala relación entre padre e hija, y es que el colaborador ha desvelado durante la conexión que la influencer no le ha llamado ni siquiera para preguntarle qué tal había salido todo. Aunque parece que el distanciamiento de padre e hija pasa por su peor momento, lo cierto es que las idas y venidas han sido protagonistas en su vínculo desde hace más de un año. 

VER GALERÍA

Una nueva polémica ha abierto el baúl de los enfrentamiento familiares entre Kiko y su hija, y es que en los últimos dias han salido a la luz unas informaciones que acusaban a Marta López de estar obsesionada con Ana. Algo que el tertuliano no ha dudado en desmentir tajantemente, para, también, culpar a Anita de la mala relación entre ellas, además de a su exmujer, Makoke, por sacar el turbio asunto a la luz en unas declaraciones en Viva la vida. "No tengo relación con ella, ya lo dijo su madre y lo corroboro yo", confesó Matamoros tras muchos meses de especulaciones desde que dejaron de publicar imágenes juntos. "Es mi hija y tiene que respetarme", siguió el colaborador. "Sería un mal ejemplo de educación que le permitiera a mi hija que fuera tratando a la gente a patadas, no se lo no se lo voy a permitir a nadie y menos a un hijo mío, por su bien", concluyó reprochando la actitud de Ana. 

La particular guerra de Kiko con sus hijos, en este caso con la benjamina, parece no tener fin y es que aunque el colaborador insista en que no hay ningún conflicto con dos bandos, lo cierto es que sí lo hay con uno. Cuando parecía que padre e hija habían acercado posturas tras el divorcio con su madre, este nuevo varapalo ha interrumpido la armonía entre ambos, y es que su relación con la joven hace aguas ahora más que nunca. Un distanciamiento que se vuelve a repetir y que parece tener origen en la relación de su padre con Marta. "Llega un momento que es un cansancio horroroso, estaba muy ilusionado por haber recuperado la relación con todos mis hijos pero a veces no puede ser todo ideal y ya está", lamentó Matamoros en Viva la vida, dejando entrever que la situación no depende de él. Pero a pesar de confesar que actualmente su relación con Anita es nula, Matamoros ha dejado claro que ante todo es su hija y que la va querer toda la vida y que su intención es volver a retomar la misma relación de antes, pero sin condiciones: "No le voy a consentir a un chica de 20 años que interfiera en mi vida, además de forma tan injusta".

VER GALERÍA

Kiko Matamoros, hospitalizado de urgencia tras sufrir fuertes dolores

Un conflicto procedente del divorcio de Kiko y Makoke

Ahora, la relación entre padre e hija se ha vuelto a enfriar y aunque mucho se especule sobre el motivo del nuevo distancimiento entre ambos, lo cierto es que la mala relación con sus hijos viene cociéndose desde mucho antes. Aunque ninguna de las partes ha querido nunca explicar con detalle lo ocurrido entre ellos, Matamoros acusa principalmente a Makoke de ser la causante de este nuevo distanciamiento con su hija Ana. "Mi hija tiene suficiente personalidad para administrar sus emociones y sus sentimientos, no me paro en lo que haya hecho la madre, me da igual, mis relaciones con mi hija tienen que ser con mi hija". Aunque el origen del primer distanciamiento entre Kiko y Ana Matamoros se remonta a cuando el colaborador de Mediaset y Makoke se divorciaron y protagonizaron polémicos enfrentamientos mediáticos, lo cierto es que el tertuliano ha asegurado en varias ocasiones no ser el responsable de la mala relación con sus hijos, pero sí de sus actitudes. "He educado fatal a mis hijos, les he consentido todo, les he dado todo lo que he podido y eso no es una forma de educar", confesó Kiko hace unos meses durante su intervención en Viva la vida. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie