ena-gtres

Álex Lequio, descendiente de reyes: tataranieto de Alfonso XIII

Su bisabuela Beatriz, una de las hijas del matrimonio, se casó con Alessandro Torlonia y renunció a sus derechos de sucesión al trono español

por Lara Fernández

Hace poco más de tres años, Álex Lequio viajó a Roma para asistir, junto al resto de su familia, al bautizo de su hermana Ginevra Ena. El hijo de Ana Obregón estaba muy orgulloso, pues era el padrino de la pequeña. Y, además, volvía a un lugar cargado de significado para sus antepasados: la capilla del palacio Torlonia, en cuya pila bautismal iba a recibir el sacramento la primera hija en común de María Palacios y Alessandro Lequio. Este edificio fue durante muchos años la residencia de la infanta Beatriz de Borbón, bisabuela de Álex -quien nos dejaba este mismo miércoles- y descendiente directa del rey Alfonso XIII.

VER GALERÍA

Álex Lequio era tataranieto del monarca y de su esposa, Victoria Eugenia de Battenberg. El matrimonio, que se casó en mayo de 1906 en Los Jerónimos, tuvo siete hijos: Alfonso -que renunció a sus derechos al trono para casarse con una mujer cubana que no tenía sangre real-, Jaime -que también terminó renunciando a los suyos-, Beatriz, Fernando -que nació muerto-, María Cristina, Juan -conde de Barcelona y padre de don Juan Carlos- y Gonzalo

Victoria Eugenia, primera reina no católica en España

VER GALERÍA

La tercera de los hijos de Alfonso XIII, Beatriz de Borbón y Battenberg, infanta de España, nació en el Palacio de la Granja de San Ildefonso, en Segovia, en 1909. Vivió 93 años, la mayoría de los cuales en el exilio. Roma fue la ciudad que la vio casarse con Alessandro Torlonia, ser madre, quedarse viuda en 1986, perder a un hijo y exhalar su último suspiro.

Como su marido era príncipe de una casa no reinante, Beatriz renunció, como sus dos hermanos mayores, a sus derechos de sucesión al trono español. Visitó nuestro país en cinco ocasiones. Lo hizo por última vez meses antes de fallecer y después de 71 años sin pisar suelo patrio. Renunció a escribir sus memorias y únicamente se dejó entrevistar en dos ocasiones, una de ellas, la segunda, por su nieto mayor, Alessandro Lequio.

VER GALERÍA

En noviembre de 2002, Beatriz de Borbón falleció y recibió sepultura en el mausoleo que la familia Torlonia poseía en el cementerio romano de Verano. Su cuerpo fue velado durante cinco días en la capilla ardiente que se instaló en la casa familiar del palacio de los Torlonia. Posteriormente, se celebró una misa funeral en la Iglesia Nacional Española de Santiago y Monserrat.

Los reyes Juan Carlos y Sofía, junto con el entonces príncipe Felipe y la infanta Cristina, así como la infanta Margarita y Carlos Zurita rindieron tributo a su familiar y acompañaron al ataúd, cubierto con la bandera nacional. Además, visitaron el palacio de los Torlonia, donde trasladaron sus condolencias a los parientes de la infanta Beatriz, entre los que se encontraba su nieto Alessandro Lequio. Curiosamente, tanto este último como Álex Lequio quisieron posar junto al retrato de la "bisnonna" durante una de las últimas entrevistas que concedieron a la revista ¡HOLA!.

VER GALERÍA

Beatriz -hermana de don Juan y tía, por tanto, del rey Juan Carlos- y su marido habían sido padres de cuatro hijos: Sandra, Marco, Marino y Olimpia. La mayor contrajo matrimonio con el conde italiano Clemente Lequio. De esta unión nacieron Desideria y Alessandro, padre de Álex. Sandra Torlonia, prima de don Juan Carlos, falleció el 31 de diciembre de 2015 a los 78 años de edad. Lo hizo tan solo unos días después de la muerte de su hermano Marco, a cuyo funeral en Roma asistió, precisamente, acompañada de su nieto Álex.

El rey Felipe, primo segundo de Alessandro Lequio, quiso estar representado por el embajador de España en las exequias de Sandra Torlonia en Turín. Además, tanto él como su mujer, doña Letizia, y los reyes Juan Carlos y Sofía enviaron sendas coronas. Durante la ceremonia se produjo uno de los momentos más emotivos: cuando Álex Lequio, su hermano Clemente -hijo de Alessandro y Antonia dell'Atte- y sus primos, pronunciaron unas palabras en recuerdo de lsu abuela, la nieta de Alfonso XIII.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie