Diego Luna está feliz de haber terminado 'Narcos: México'

Las dificultades de Diego Luna para manejar su vida familiar durante los rodajes de 'Narcos: México'

El actor estrenará el 13 de febrero la segunda edición de la serie, que es un spin off de la protagonizada por Wagner Moura y Pedro Pascal

por Marina Ortiz Cortés

La próxima semana se estrena la segunda temporada de Narcos: México, el spin off de una de las ficciones más famosas y comentadas de Netflix, Narcos. Mientras la original terminó en 2017, esta que está protagonizada por Diego Luna en el papel de Félix Gallardo, vuelve el próximo día 13 de febrero para su segunda temporada. En ella el actor da vida a un famoso narcotraficante que en la década de 1980 fundó el primer cártel de Guadalajara, un papel difícil y con un enorme peso emocional por la oscuridad de su carácter. Esto era, sin duda, un reto para el intérprete, que cada día tenía que volver a su hogar y continuar su vida familiar como si no hubiera pasado.

VER GALERÍA

Diego Luna desata la acción en el nuevo adelanto de 'Narcos: México'

Los dos hijos que tiene de su relación con Camila Sodi, Jerónimo, de 11 años, y Fiona, de 9, saben poco de cuál es el trabajo de su padre pero, tal y como ha comentado el intérprete nacido en Toluca hace 40 años en una entrevista con Conan O'Brien, "es difícil volver a casa y fingir que has tenido un día muy bueno cuando has estado interpretando a este hombre". "Me gusta mucho esta serie porque graban donde las cosas pasaron y aunque la historia es terrible y necesita ser contada para entender nuestro presente, al mismo tiempo muestra la diversidad de mi país",explica Diego, centrándose en todas las cualidades que tiene esta ficción pese a las partes negativas. "También se aprecia el talento que México puede ofrecer, todos estos papeles significan mucho para estos actores que de repente son vistos por todo el mundo y se aprecia de lo que somos capaces". 

VER GALERÍA

"Han sido dos años increíbles pero también me alegro mucho de no estar volviendo al set. Es un día a día difícil", insiste el intérprete, que ha dado vida a otros personajes intensos como en If Beale Street Could Talk, Contrabando o muchas otros. Cuando Conan le pregunta si se trata de la hora a la que tiene que levantarse por las mañanas, Diego asegura que no es eso puesto que ya madruga para estar con sus hijos

Eliminando el factor de los madrugones, este mexicano de 40 años explica que es "el material, la violencia, lo que significa también". "La historia se está acercando mucho al presente, la segunda temporada termina al final de los 80 y principio de los 90, el México que yo he vivido. Todos esos nombres los conozco, siguen ahí, ¿sabes? Principalmente en la bahía, son personas poderosas. Y las historias se acercan sin que sepamos cómo arreglar estos problemas", revela.

VER GALERÍA

Lo cierto es que los hijos de Diego Luna son una gran influencia para él, incluso aunque sea difícil satisfacerles. Tal y como revelaba el actor, durante la premiere de Star Wars: Rogue One su hija pequeña se durmió y el niño mayor salió muy decepcionado después de ver el final de la película. Ahora aún no se cree que vaya a salir en una precuela del filme a modo de serie, ¡hasta que no lo vea nada!

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie