katherine-g3

Katherine Schwarzenegger presume de anillo días después de su íntima boda con Chris Pratt

La escritora y el actor se dieron el 'sí, quiero' rodeados de su familia y amigos en California

por hola.com

Su historia de amor comenzó en el verano de 2018 y casi cuando había pasado un año se daban el 'sí, quiero'. Tan solo seis meses después de anunciar su compromiso, el actor Chris Patt y la escritora Katherine Schwarzenegger sellaban su amor a principios de junio en una ceremonia íntima celebrada en un rancho de Montecito (California), según publicó la revista People. Ahora, la feliz novia no puede evitar presumir de su gran día y pasea orgullosa su anillo de boda. No se separa de él, ni si quiera para salir a hacer unos recados por Los Ángeles. Con un estilo informal, en jeans, camiseta básica de color azul y deportivas blancas, la hija del exgobernador de California, Arnold Schwarzenegger, prefiere dejar la increíble joya en su mano, como muestra del feliz momento que atraviesa su vida en la actualidad. La pieza cuenta con un enorme diamante como protagonista.

VER GALERÍA

Era la propia Katherine la que, después de la celebración, confirmaba lo que muchos medios aseguraban ya. Que ella y Chris Patt habían pasado, por fin, por el altar, en un día de lo más especial e íntimo en el que no faltaron sus amigos y familiares más cercanos. Con una imagen y unas románticas palabras, la escritora aseguraba que habían vivido el mejor día de sus vidas. "¡Ayer fue el mejor día de nuestras vidas! Nos convertimos en marido y mujer ante Dios, nuestras familias y aquellos a los que amamos. Fue algo íntimo y emotivo. Nos sentimos bendecidos por comenzar este nuevo capítulo en nuestras vidas", confesaba.

Las imágenes de la romántica boda de Katherine Schwarzenegger y Chris Pratt

VER GALERÍA

Para la gran cita, que supuso el culmen de su amor casi un año después de conocerse, la novia eligió un vestido palabra de honor con corte de sirena que marcaba su estilizada figura. Para la cola y el velo, la ya esposa del actor de Guardianes de la galaxia, contó con la ayuda de sus damas de honor. 

Chris Pratt confirma con una fotografía su boda con Katherine Schwarzenegger

Un mensaje casi idéntico compartió Chris Patt, y fueron numerosos los rostros conocidos que felicitaron a la pareja por el paso que acababan de dar. Zoey Saldana escribió: “Muchas bendiciones para ustedes chicos”. Mientras que Jason Momoa puso: “Felicidades amigo”. Gwyneth Paltrow también se unió con: “¡Yay! Amo esta foto. ¡Estoy muy feliz por los dos!”. Mientras que su nuevo cuñado, Patrick Schwarzenegger puso: “Te amo hermano”.

VER GALERÍA

Desde que se hizo pública su relación, la pareja no ha ocultado nunca su amor y durante el último año les hemos visto felices y muy enamorados acompañados de sus respectivas familias. La pareja comenzó a salir en el verano del 2018, después del divorcio del actor con Anna Faris -madre de su hijo de 6 años-. Precisamente entre el hijo del actor, Jack, y Katherine parece que ha nacido una preciosa amistad. El compromiso llegó a principios de este año cuando la pareja utilizó sus redes sociales para dar a conocer al mundo que una boda estaba en camino: “Dulce Katherine, ¡tan feliz de que hayas dicho que sí! Estoy muy emocionado de casarme contigo. Orgulloso de vivir valientemente la fe contigo, ¡aquí vamos!”.

Chris Pratt emociona a su prometida, Katherine Schwarzenegger, durante su despedida de soltera

La hija del protagonista de Terminator, que estudió Periodismo y Comunicación en la Universidad del Sur de California, es diseñadora de interiores, tiene un blog de lifestyle y en 2010 publicó su primer libro. Recientemente, se mudó con su entonces prometido a su casa de Santa Mónica (California) para empezar este nuevo capítulo de su vida. Ahora, una vez que ella y su chico se han dado el 'sí, quiero', estamos deseando ver como forman su propia familia.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie