michael-j-fox-getty1

Michael J. Fox cuenta cómo sobrelleva el Parkinson, una enfermedad que padece desde hace casi tres décadas

por hola.com

A Michael J. Fox le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson en 1991, cuando apenas tenía 29 años y estaba en la cima del éxito. El actor ha hablado de cómo recibió el diagnóstico, lo mucho que le afectó y cómo ahora, a sus 57 años, no le impide disfrutar de la vida. El protagonista de Regreso al futuro recuerda cómo le impactó conocer que padecía esa enfermedad.  "Honestamente, mi primera reacción fue: 'Cometiste un error, no eres consciente de quién soy'", señala el actor en una entrevista a Closer Weekly. "Simplemente pensé: 'Esto es absurdo'. Tuve el diagnóstico, me asusté y salí corriendo".

VER GALERÍA

El actor confiesa que se refugió en el alcohol y este le afecto mucho a a su matrimonio: "Respondí bebiendo demasiado", ha dicho. "Bebía para borrarlo, para que se fuera". Comenzó a aislarse de su familia y escondía las botellas para que su esposa no lo supieseSu estado de depresión le generó problemas en su vida personal: "Causó tensión en mi matrimonio, que siempre había sido asombroso".  Michael J. Fox solo llevaba tres años casado con la actriz Tracy Pollan a la que conoció en 1985 en el set de Family Ties y con quien hoy lleva 30 años casado y tiene cuatro hijos. "Mi esposa es una persona increíble", dice. "La admiro por su capacidad para lidiar con esto, y también por impedirme lidiar con todo esto de una manera errónea bebiendo o enfadándome". Desde entonces Pollan ha permanecido a su lado contra y viento marea y lograron formar una familia sumamente unida.

Por ello no solo da las gracias, sino que admite que su enfermedad no le va a impedir disfrutar de la vida y vivir el momento: "Está bien entender dónde estoy hoy, pero no tengo que pasar mucho tiempo pensando en dónde estaré mañana", asegura. "Hago lo que necesito hacer, hacer ejercicio o tomar mis medicamentos correctamente o descansar lo suficiente". Del mismo modo, Fox espera que su testimonio pueda ayudar a otras personas que padecen la misma enfermedad. Una vez alguien dijo: 'Algún día, habrá una cura para la enfermedad de Parkinson, y será por ti'", dijo el actor que con su fundación The Michael J. Fox Foundation recauda fondos la búsqueda de una cura para esta enfermedad. . “Fue la primera vez que realmente me impactó. Si eso sucede, es mucho más especial que cualquier película o programa de televisión".

VER GALERÍA

No es la primera vez que Michael J. Fox habla de cómo recibió el diagnóstico de su enfermedad. A principios de año el actor concedió una entraevista a la revista People que se dio cuenta por primera vez de que algo estaba mal en 1990, cuando se despertó una mañana y notó que su meñique izquierdo se movía de forma incontrolable. Pero no sería hasta un año después cuando el neurólogo le dijo que padecía Parkinson.  El actor le dio la noticia a Pollan, se abrazaron y lloraron. Fue entonces cuando se refugió en el alcohol y cayó en una profunda depresión. Acudir a terapia fue lo que verdaderamente salvo su matrimonio con Pollan, con quien tiene cuatro hijos: Sam, de 29 años, sus mellizas Schuyler y Aquinnah de 23, y Esmé, de 16, y lleva treinta años casado. "Es muy fácil ser optimista", dijo Fox. "Esta es mi vida. ¿De qué hay que quejarse?".

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie