Eugenia Silva y otros invitados disfrutan del día en La Coruña antes de la gran fiesta

Boda de Marta Ortega y Carlos Torretta

Eugenia Silva y más invitados disfrutan del día en La Coruña antes de la gran fiesta

La modelo dio un paseo junto a su pareja, Alfonso de Borbón, después del cóctel de ayer en el Club Náutico

por hola.com

Después de la celebración del viernes por la mañana, cuando Marta Ortega y Carlos Torretta se dieron el "sí, quiero" en la más estricta privacidad, y del posterior cóctel casual chic en el club social del Real Náutico de La Coruña, los invitados disfrutan de su mañana antes de la gran fiesta con más de 400 invitados de esta tarde. Eugenia Silva ha sido fotografiada con su pareja, Alfonso de Borbón, dando un paseo por la ciudad costera y, posiblemente, buscando un sitio donde comer antes de prepararse para el siguiente compromiso del fin de semana de la boda.

VER GALERÍA

Con un elegante conjunto de camisa y maxifalda de inspiración pijama y una chaqueta de estampado de leopardo en azul, la modelo no pasaba desapercibida por las calles de La Coruña, donde este mediodía presumían de una cálida temperatura de hasta 21ºC. Esta mañana, Eugenia revelaba que, tras la fiesta, llegaron al hotel y disfrutaron de un plato de espaguetis con una cerveza antes de irse a dormir.

También se ha visto por las calles de La Coruña a Amancio Ortega, el padre de la novia, disfrutando del buen clima de la ciudad. Sonriente y simpático con los medios de comunicación que se agolpaban a las puertas de su casa, el creador del imperio Inditex volvía a entrar en su hogar, situado a solo unos metros del Club Náutico donde ayer se celebraba el cóctel, a medio día. Ante las cámaras de Telecinco, el empresario aseguraba estar bien y contento ante la boda de su hija.

VER GALERÍA

Además, Marco Severini, fotógrafo y exmarido de Nieves Álvarez, ha sido visto también aprovechando al máximo su visita a La Coruña con motivo del enlace de Marta. Buen amigo de la familia, Severini ya estuvo en el enlace de María Torretta, la otra hija del diseñador Roberto Torretta, en julio de 2015 en el bonito pueblo de Pedraza (Segovia).

Según La Voz de Galicia, muchos de los invitados, incluidos Eugenia Silva, Samantha Vallejo-Nágera y Marco Severini han comido comida tradicional gallega en el restaurante O Celeiro, que desde hace más de 20 años sirve sus mejores platos en la rúa Rúa Franja, en el centro de la ciudad.

Fin de fiesta 

Esta tarde en el Centro Hípico Casas Novas, en Larín (Arteixo), tendrá lugar el fin de fiesta para 400 personas. Este lugar que acoge dos veces al año una de las citas ecuestres más importantes, en concreto el trofeo de hípica, tiene un significado especial para la novia puesto que fue allí donde pudo cultivar su gran pasión: los caballos. Es la única hípica de cuatro estribos de Galicia y sede de un concurso de saltos internacional. Dispone de cuadras para caballos propios y para los caballos que participan en las competiciones que se organizan a lo largo del año. Además, se imparten clases para niños y adultos y se organizan actividades como campamentos, exámenes de galope, gymkanas o clases de equitación adaptada.

VER GALERÍA

El broche de oro a su historia de amor

La boda es la culminación de una historia de amor que comenzó hace casi tres años. Amigos comunes propiciaron el encuentro entre ambos y, aunque Carlos Torretta y su ya esposa se conocieron a principios de 2016no fue hasta la primavera cuando se dejaron ver juntos en público. Fue en el concurso de saltos del Club de Campo Villa de Madrid, un torneo hípico, como no podía ser de otro modo. La hija de Amancio Ortega competía y el hijo del diseñador, que en aquel momento residía en Nueva York, aprovechó un viaje a Europa para desplazarse a Madrid. El noviazgo comenzaba tímidamente y, sobre todo, con mucha discreción por parte de los protagonistas, la misma de la que siempre hicieron gala.

Marta Ortega y Carlos Torretta hicieron "oficial" su relación en el mes de septiembre, coincidiendo con los desfiles de la Semana de la Moda de Nueva York. Ambos supieron hacer frente a la distancia que les separaba hasta que, a principios de 2017, el empresario decidió mudarse a Madrid. Desde entonces no se han separado y han sido muchas las ocasiones en las que han mostrado la complicidad y la buena sintonía existente entre ellos, así como la excelente relación que mantiene Carlos Torretta con el pequeño Amancio, el hijo que Marta Ortega tuvo con el jinete Sergio Álvarez.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie