Dani Rovira y Pablo Ráez

El emotivo recuerdo de Dani Rovira a Pablo Ráez en el primer aniversario de su muerte

La incansable lucha del joven marbellí contra la leucemia disparó las donaciones de médula

por hola.com

Dani Rovira ha recordado a Pablo Ráez en el primer aniversario de su muerte. El actor ha rendido un sincero homenaje al joven marbellí que logró aumentar las donaciones de médula con su valiente lucha contra la leucemia. Rovira ha publicado en sus redes sociales este texto junto a una foto cargada de simbolismo: el gesto que popularizó el fallecido bajo el lema 'siempre fuerte'. 

VER GALERÍA

Ahora que el odio se vuelve arena fina, casi polvo que va colándose por todas nuestras rendijas.
Ahora que el miedo esparadrapa las bocas que nuestros padres crearon para que fueran libres.
Ahora que nos ofendemos por las cosquillas pero, sin embargo, ya no nos duele el ariete que golpea nuestras dignidades.
Ahora que millones de personas migran como pájaros, con las alas atadas, sin nombre, ni rostro, ni papel donde recordarlo, cuya voz es prácticamente imperceptible por culpa del sonido puerco del dinero y la vergüenza.
Ahora que enfermar es un lujo de ricos y envejecer un “sálvese quien pueda”.
Ahora, que reclamamos a base de teclas y pijama la vida que nos roban. 
Ahora que LA PALABRA se esconde desarrapada y la mentira se pavonea con traje y corbata...
Ahora, justo ahora, que la vida sopla en contra, te recuerdo, amigo. Y ya te vale. Ya te vale por poner un listón tan alto. Querido superhéroe que nos hiciste mirar a todos en la misma dirección. Viviendo y agarrando mil vidas en una. Tu mensaje sigue vigente, amigo. SIEMPRE FUERTE. Aunque a veces (y solo a veces) la palabra “siempre” nos pueda parecer demasiado tiempo... al menos ahora

 

Ahora que el odio se vuelve arena fina, casi polvo que va colándose por todas nuestras rendijas. Ahora que el miedo esparadrapa las bocas que nuestros padres crearon para que fueran libres. Ahora que nos ofendemos por las cosquillas pero, sin embargo, ya no nos duele el ariete que golpea nuestras dignidades. Ahora que millones de personas migran como pájaros, con las alas atadas, sin nombre, ni rostro, ni papel donde recordarlo, cuya voz es prácticamente imperceptible por culpa del sonido puerco del dinero y la vergüenza. Ahora que enfermar es un lujo de ricos y envejecer un “sálvese quien pueda”. Ahora, que reclamamos a base de teclas y pijama la vida que nos roban. Ahora que LA PALABRA se esconde desarrapada y la mentira se pavonea con traje y corbata... Ahora, justo ahora, que la vida sopla en contra, te recuerdo, amigo. Y ya te vale. Ya te vale por poner un listón tan alto. Querido superhéroe que nos hiciste mirar a todos en la misma dirección. Viviendo y agarrando mil vidas en una. Tu mensaje sigue vigente, amigo. SIEMPRE FUERTE. Aunque a veces (y solo a veces) la palabra “siempre” nos pueda parecer demasiado tiempo...al menos ahora. ❤️💪🏻

Una publicación compartida de @ danirovira el

El intérprete fue uno de los primeros en pedir apoyo públicamente para Pablo con este mensaje: "Apenas hace 20 años que llegaste al mundo y vaya dos retos te ha puesto la vida encima de la mesa. Pero has nacido para algo importante, amigo. Para algo grande. Tu lucha impecable, tus ganas de vivir desorbitadas y tu sonrisa en mitad del bosque de monstruos en el que te encuentras ya está salvando vidas. Sí, estás salvando vidas". Incluso fue a visitarle al Hospital Regional Universitario Carlos Haya, de Málaga. "Este es Dani Rovira y vino a verme por iniciativa propia porque él tenía ganas de conocerme, no fue nada forzado. Él simplemente quiere sumarse a esta causa, por lo que es de respetar. Gracias Dani, de corazón", escribió Pablo en sus redes sociales junto a esta foto.

VER GALERÍA

El protagonista de Ocho apellidos vascos también tuvo palabras de cariño hacia Pablo tras su muerte. "Hace ya unos días que marchaste y por aquí todos seguimos intentando llenar un hueco imposible con la memoria, las palabras y los pequeños pellizcos que nos dan en el pecho cuando te asomas al recuerdo", publicaba. 

"Me siento sinceramente afortunado de poder haberme cruzado en el tramo final de una de tus vidas", afirma el actor. "Y sí. Porque como yo digo, la fe es como la opinión, cada uno tiene la suya. Y yo me agarro a mi fe y en ella descubro que utilizaste una de tus vidas para dejar tu mensaje y regalar vidas y esperanza a una sociedad huérfana de referentes como tú, huérfana de actos de amor sin condiciones. Pocos se van con tanta vida como tú, amigo", continúaba. "Espero que vuelvas a provocar de nuevo un encuentro, para poder seguir aprendiendo de ti. Porque eres eterno. Porque eres inmortal. Buen camino, compañero. Buen viaje, malagueño universal", se despedía. 

 

Hace ya unos días que marchaste, y por aquí todos seguimos intentando llenar un hueco imposible con la memoria, las palabras y los pequeños pellizcos que nos dan en el pecho cuando te asomas al recuerdo. Me siento sinceramente afortunado de poder haberme cruzado en el tramo final de una de tus vidas. Y sí. Porque como yo digo, la fe es como la opinión, cada uno tiene la suya. Y yo me agarro a mi fe y en ella descubro que utilizaste una de tus vidas para dejar tu mensaje y regalar vidas y esperanza a una sociedad huérfana de referentes como tú, huérfana de actos de amor sin condiciones. Pocos se van con tanta vida como tú, amigo. Espero que vuelvas a provocar de nuevo un encuentro, para poder seguir aprendiendo de ti. Porque eres eterno. Porque eres inmortal. Buen camino, compañero. Buen viaje, malagueño universal. 💪🏻❤️

Una publicación compartida de @ danirovira el

A Pablo Ráez le diagnosticaron leucemia en marzo de 2015, y tras superar un primer trasplante de médula, comenzó una nueva vida en Londres. Sin embargo, a finales de julio, tuvo que regresar al hospital: “Siento tanto tristeza como amor en mi ser. Es duro para mi estar aquí dándome quimioterapia otra vez”. A partir de ese momento, su historia se convirtió en la historia de todos. Pablo trasformó el miedo en esperanza y, aunque se le caían las lágrimas al pensar en "la que se le venía encima", repetía una y otra vez que nunca se iba a rendir: “¡Soy un gladiador!”.

'Siempre juntos', la emotiva despedida de la novia de Pablo Ráez

Paco Ráez se emociona al hablar de su hijo: 'Era era un soñador y soñó que se curaría'

Su lucha fue incansable y antes de decirnos adiós, logró su objetivo: aumentar el número de donantes de médula ósea. "Gracias de todo corazón a todos los que os estáis animando a donar, es precioso. Gracias a todos los que me apoyáis día a día, vosotros también sois un gran pilar para seguir adelante. Espero seguir sirviendo de ayuda a mucha gente. A vivir el momento presente y siempre fuerte", publicó.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie