Salvador Sobral

Salvador Sobral permanece conectado a un corazón artificial mientras espera un trasplante

El ganador de Eurovisión lleva un mes ingresado en el hospital y, según los medios lusos, está el primero en la lista de espera para la intervención

por hola.com

La salud de Salvador Sobral, ganador de la última edición de Eurovisión, sigue siendo una de las cuestiones que más preocupan a los portugueses. En este país, la evolución de uno de sus artistas más reconocidos se sigue con atención, dado lo delicado que es su estado. El intérprete sigue ingresado en el Hospital de Santa Cruz en Canaxide y está el primero de la lista para recibir un trasplante de corazón, tal y como en su día informó el medio luso Correio da Manhà. Se sabe ahora, lo señala el mismo diario, que Salvador está conectado a un corazón artificial, que hace las funciones de su corazón mientras sigue a la espera de que llegue un donante compatible –es un aparato que asegura una circulación sanguínea normal pero fuera del organismo-.

VER GALERÍA

Esta es la solución que han puesto en práctica los médicos mientras se espera la llegada de un donante, tal y como señala el medio que apunta además que la máquina procede de Estados Unidos y tiene un coste de unos 110.000 euros. El presidente de la Fundación Portuguesa de Cardiología, Manuel Carrageta, ha declarado al medio que “un corazón artificial permite al biológico recuperar y hasta ganar fuerza en la mayor parte de los casos”. “El paciente puede sobrevivir mucho tiempo ligado a un corazón artificial, aunque esta decisión siempre se toma como una solución temporal” añade.

El intérprete tuvo que decir adiós a los escenarios debido a su problema cardiaco hace un mes. Ingresó entonces en el hospital, estuvo un tiempo en la UCI y ahora permanece en planta, y sigue esperando allí la llegada de un donante compatible. Su hermana Luisa, compositora del tema con el que ganó Eurovisión, en declaraciones a TV Globo, se confesó esperanzada al hablar de la curación de su hermano. “¡Claro que confío! De hecho, he escrito una nueva canción para él. Para cuando grabe su próximo disco”.

Su último concierto lo celebró el 8 de septiembre en el Casino de Estoril, con la voz a ratos rota por la emoción cuando comunicaba que tenía que dejar su pasión para cuidar su salud. "No es un secreto para nadie que mi salud es frágil. Tengo un problema y debo retirarme de los escenarios y de la música en general. Seguramente, el problema quedará resuelto. Pero no sé cuándo. Volveré pronto", lamentó mientras comunicaba su retirada, que dejó claro era algo temporal.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie