Laura M. Flores, una premamá muy rockera

Laura M. Flores, una premamá muy rockera que ya sueña con los nombres de su bebé

La finalista de 'Supervivientes' no puede ocultar el gran momento que está viviendo al lado del cocinero Benji Aparicio, con quien acaba de celebrar su primer año de amor

por hola.com

Laura M. Flores no puede estar más feliz. La finalista de Supervivientes está embarazada de su primer hijo, fruto de su relación con el cocinero Benji Aparicio, con quien acaba de celebrar su primer año de amor. La futura mamá estaba radiante con un 'look' muy rockero. Apostó por una prenda de máxima tendencia, la falda de cuero en su versión 'midi', que combinó con una camiseta blanca con mensaje, de una marca muy rebelde, Saint Laurent, cuyo precio es de 250 euros, y unos botines negros de tacón. 

"Estoy en un momento muy dulce", dijo durante un acto como embajadora de Citroën en Madrid. La sobrina de Mar Flores está embarazada de tres meses y aún no sabe el sexo del bebé que espera. "Venga lo que venga estoy encantadísima. No tengo preferencias, pero sí que es verdad que una niña me puede hacer un poco más de ilusión, pero un niño también", contó. De momento, la pareja no se ha parado a pensar en el nombre del bebé, aunque Laura confesó que "de chica me gusta mucho Matilda". 

VER GALERÍA

La sobrina de Mar Flores, de 24 años, no puede ocultar el gran momento que está viviendo al lado de Benji. "Va a ser un papá estupendo, de diez, porque le encantan los niños", explicó, y añadió que ella también espera "ser una buena madre". Por ahora, la pareja no tiene nada preparado para la llegada de su primer hijo. "Es muy pronto todavía, a ver si me va creciendo la barriga", destacó con una gran sonrisa. Tampoco tienen intención de dar un paso más en su relación, aunque no descartan pronunciar el 'sí, quiero' en un futuro. "Ahora mismo me gustaría tener a mi hijo tranquilamente y luego ya que llegue la boda, que llegue todo pero poco a poco", aclaró. 

VER GALERÍA

Laura reveló al anunciar su embarazo los cambios físicos y emocionales que ya estaba experimentando. "No me he querido pesar, pero a ojo creo que he ganado cinco o seis kilos. Estoy hinchada, la cadera ya está recta y tengo un poquito de tripa. Además, estoy más sensible. Soy una mujer dura, no me emociono por casi nada, y ahora puedo llorar con todo". 

VER GALERÍA

La hija de Kiko Matamoros se enteró de que iba a ser madre en Bali, un viaje del que siempre guardará un gran recuerdo. De hecho, durante su estancia allí, anunció en redes que estaba siendo una aventura "inolvidable" mientras presumía de figura en mitad de la naturaleza. "No es un bebé buscado, pero desde luego que sí muy deseado", confesó rotunda. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie