Las lágrimas de Carlos Sainz Jr. al recordar a María de Villota

El piloto de Fórmula 1 e hijo de Carlos Sainz ha sido nombrado embajador del legado de la piloto fallecida en octubre de 2013

por Agencias, HOLA.com

“Las vueltas que di con ella las tengo guardadas”. Este es solo uno de los recuerdos que Carlos Sainz Jr. conserva de María de Villota, unas anécdotas vividas y una pasión compartida que han hecho que el piloto de 21 años tuviera que secarse las lágrimas tras ser nombrado embajadora del legado de la piloto fallecida en octubre de 2013.

VER GALERÍA

“Quiero dar las gracias a la familia por darme este enorme honor que es llevar el legado de María. Lo que es para todos de nosotros ya todo el mundo lo sabe, sólo caben palabras de agradecimiento y elogio, pero a mí me impactó de mayor forma por la relación que mantuvimos desde que era pequeño”, contó el piloto de Fórmula 1 destapando unos recuerdos que terminarían interrumpiendo su discurso y resbalando por su rostro, mostrando así la faceta más sensible de una de las fieras de la escudería Toro Rosso.

Carlos Sainz Jr., mucho más que el hijo de una leyenda

"Cuando tenía 13 años, tuve una prueba muy importante con Red Bull, y con María cumplí un sueño, conducir un fórmula, aunque a mi padre le pesara un poco. Las vueltas que di con ella las tengo guardadas. Además, conseguí el objetivo y me cogieron en las pruebas de Jóvenes Pilotos", recordó emocionado tras ser elegido embajador del Legado María de Villota por “representar” los valores que fueron seña de identidad de la madrileña, un "honor" para el hijo del dos veces campeón del mundo de rally por la "estrecha relación" que ambos mantenían.

VER GALERÍA

Sainz habló de unos momentos que conserva “muy frescos”, igual que el primer día que vio a María Villota tras el accidente que esta sufrió en 2012 -dejándole las lesiones neurológicas que terminarían con su vida un año y tres meses después- y que supuso para él descubrir a una nueva persona.

María de Villota, adiós a la gacela de acero

Emotivo adiós a María de Villota en Sevilla

"Fueron meses muy importantes para mí, volverla a conocer, compartir momentos con ella. Es lo que de verdad ella ha dejado en nosotros y hay que esforzarse en seguir recordando su forma de ver la vida y pensar en positivo. Ahora veo la suerte que tengo de haber cumplido mi sueño y todo lo que es ajeno a ti no te tiene por qué ocupar una tarde de tiempo", recordó Sainz.

VER GALERÍA

La seguridad vial y integración de la mujer en el deporte son las próximas acciones que Emilio de Villota, ex piloto y padre de María, ha destacado del legado del que ahora Carlos Sainz Jr. es embajador. “Todos somos más fuertes de lo que pensamos”, declaraba María Villota demostrando su gran optimismo y capacidad de superación para reponerse del accidente del que tuvo que ser operada a vida o muerte y por el que después se tuvo que someter a diversas operaciones de reconstrucción craneal y ocular. Un año después del accidente, “antes de celebrar ese primer aniversario de revivir” –como ella misma contó- su novio Rodrigo García Millán le pidió matrimonio y a finales de julio se casaron por sorpresa.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie