Toño Sanchís sale del hospital... mientras Belén Esteban se siente culpable

por hola.com

Diez años unían a Belén Esteban con su representante, Toño Sanchís. Hasta hace apenas unos días, cuando se soltaba la bomba de que la colaboradora ha roto esta sólida relación laboral tras la traición de Toño. Ella afirma sentirse engañada, él niega todas las acusaciones... La polémica está servida. Sin embargo, la tensión entre Belén Esteban y su representante se ha visto interrumpida bruscamente con la hospitalización de Toño Sanchís, que este viernes ingresaba de urgencia en el Hospital Puerta del Hierro de Majadahonda tras una semana protagonizando todos los titulares. Toño ha estado ingresado durante la noche del viernes y ha recibido el alta el sábado a la una del mediodía, tal y como ha podido confirmar HOLA.com.

VER GALERÍA

- Toño Sanchís, sobre la polémica con Belén Esteban: 'Nunca me he aprovechado de ella'

- Belén Esteban, tras ser traicionada por su representante: 'Esto acaba de empezar'

- Belén Esteban, en pie de guerra tras romper con su representante, ¿por qué motivo?

- Belén Esteban, arropada por sus compañeros mientras continúa el cruce de declaraciones con su exrepresentante

Durante la noche del viernes se daba a conocer esta información en el programa Sálvame Deluxe, donde Jorge Javier Vázquez ha explicado la situación que se ha vivido en casa del representante: "La mujer de Toño Sanchís ha llegado al domicilio de la pareja y se ha encontrado a Toño en una situación que no era la adecuada, tanto es así que ha decidido llamar a una ambulancia. La ambulancia le ha trasladado al hospital Puerta del Hierro para que los médicos vieran lo que ha sucedido", explicaba el presentador.

La noticia ha caído como un jarro de agua fría para Belén, que precisamente había acudido al plató del programa para esclarecer la polémica. Al enterarse de lo sucedido a través de un conocido común, la colaboradora se ha sentido muy triste y culpable, tal y como ella misma ha contado. "Más que en él pienso en sus hijos, en sus padres…", ha declarado con la voz temblando por la emoción. "Siento pena y me pregunto si esto ha sido por mí", añade.

VER GALERÍA

La situación ha desbordado a Belén Esteban, que no ha podido contener las lágrimas ni la emoción: "Imaginaos cómo estoy", comenta. "¿Qué hago? Yo no he hecho nada malo", asegura. Pero, pese al incondicional apoyo de sus compañeros, no puede evitar el sentimiento de culpa tras toda una semana en el ojo del huracán: "Aún no me lo creo", cuenta conmocionada y muy sorprendida por lo ocurrido.

Sin embargo, la hospitalización de Toño no ha hecho cambiar de opinión a Belén con respecto a su traición, y ella se mantiene firme en su postura. Explica que, aunque le desea "de corazón" que se ponga bien, no quiere ir a verle. "Tengo la misma idea que antes de entrar en plató. No quiero hablar con él, aunque esté preocupada". Y es que el engaño de quien ha sido durante tantos años su persona de confianza parece algo imperdonable para Belén: "Hay muchas cosas que se tienen que solucionar. No te voy a decir que el tema económico no me importa, porque te engañaría", confiesa añadiendo que "voy a seguir luchando".

Por el momento, parece que Toño Sanchís se encuentra fuera de peligro, y todo su entorno permanece muy atento a cualquier novedad en su estado.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie