Ha conseguido lo que hoy en día es casi imposible

Adele desafía a la industria discográfica y ¡gana!

Ha vendido más de 2,5 millones de copias de su trabajo '25', cifras inusuales en un mercado cada vez con más opciones de escucha en 'streaming'

por M.J. Somoza

¿Qué tiene? Todo lo que toca se convierte en una mina de oro. ¿Qué secreto esconde? Su voz tiene un color que enamora. ¿Es sólo eso? Decir el nombre de Adele es desplegar automáticamente un documento Excel imaginario con millones de cifras de ventas, visualizaciones de vídeos, comentarios de alabanza, excelentes críticas... No hay nada que no pueda conseguir y es que por mucho tiempo que pase, sus incondicionales siempre están ahí. No hay más que ver el apoyo que ha recibido tras cinco años de silencio.

VER GALERÍA

Los que quizá no estén tan contentos son algunos miembros de la industria de la música. ¿Y por qué, se preguntarán, si vende tantos discos? Nada más salir al mercado, en sólo una semana, el disco 25 ha vendido más de 2,5 millones de copias en Estados Unidos (dos tercios de ellas, ventas digitales) y en el Reino Unido en un solo día se vendieron 300.000 copias, una pequeña muestra de lo que Adele puede conseguir – en Estados Unidos ha superado los 2,41 millones que alcanzó en el año 2000 la banda NSync. Y es que la artista ha conseguido lo que hoy en día es casi imposible, sobre todo por el desarrollo que han tenido las páginas de música en streaming.

La pasión se desata... ¡vuelve 'el fenómeno Adele'!

Desmontando el último bulo de la red

¿Adele es única? Una 'doble' muy real sorprende a sus fans

Servicios como Spotify y Apple Music permiten a los usuarios escuchar música de manera gratuita y en línea (con el pago de una cierta cantidad se elimina la publicidad para el oyente). Sin embargo varios artistas, entre ellos la británica, libran su particular guerra contra estos servicios dado que no están de acuerdo con los royalties que pagan a los músicos. Adele se ha negado a poner su disco en ellos, desafiando a una industria que cada vez da más opciones a los fans, y ha ganado. Sus ventas así lo demuestran.

En el Reino Unido por ejemplo, el desarrollo del streaming hizo que en 2014, la venta de música digital cayera un 9% y la física, un 7%. Lo que aseguran los analistas es que ella ha logrado dar la vuelta a las tendencias del mercado inglés -junto con Ed Sheeran y Sam Smith- y meterse en ese elitista 1% de cantantes que aún pueden presumir de ganar número de ventas. Un buen logro para añadir a la ya larga lista que acumula. Ni cinco años de silencio, ni el hermetismo con el que guarda su vida han logrado desanimar a sus incondicionales. Su voz manda. La artista gana.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie