Milan Piqué y sus travesuras le 'roban' la estrella a su papá

por hola.com

El futbolista Gerard Piqué ha sumado esta semana un nuevo galardón a su lista de reconocimientos futbolísticos. Se trata del premio al mejor jugador catalán de la temporada 2014/2015 que le ha concedido la Federación Catalana de Fútbol. Un nombramiento muy importante para Gerard, que acudió a la gala de entrega acompañado por sus mejores fans y sus más grandes apoyos: su chica, Shakira, y su hijo mayor, Milan.

Gerard Piqué se puso de punta en blanco para recibir su premio en la llamada Gala de las Estrellas. Pero si hubo alguna estrella durante la velada fue su hijo Milan. Vestido también de gala con pajarita incluida, el pequeño hizo las delicias de todos los presentes regalando sonrisas e incluso posando en el photocall con el futbolista. A sus casi tres añitos, Milan no tardó en encontrar formas de entretenerse durante la larga gala, y parecía divertirse como nunca riendo junto a sus padres y siendo el más absoluto centro de atención.

Milan Piqué demuestra que es todo un campeón como papá

Shakira, madre entregada por encima de todo: 'Ya no soy el centro de mi mundo'

La tarde más divertida de Shakira y Piqué con su hijo Milan

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Sexy pero elegante con un minivestido de tirantes negro con tachuelas, botines con tacón de vértigo y un clutch a juego, Shakira tampoco quiso dejar pasar la oportunidad de apoyar a su chico en este acontecimiento. Sentados juntos en la primera fila, Shakira y Gerard Piqué protagonizaron algunos momentos muy cariñosos, intercambiando confidencias y sin escatimar en románticos besos. La viva imagen de la felicidad, y es que la pareja, que dio la bienvenida a su segundo hijo en enero de este mismo año, atraviesa un momento muy dulce a nivel familiar.

No solo Shakira y Milan acudieron a aplaudir a Gerard. Tanto sus abuelos como sus padres también se encontraban allí, tanto para arroparle en la entrega de premios como para ejercer de entregados 'canguros' y ayudar a cuidar al niño en algunos momentos.

VER GALERÍA

Al concluir la gala, los tres salieron del recinto de la mano, con Milan todavía muy animado saltando y jugando entre sus famosos papás. En esta ocasión no se vio a su hermanito Sasha acompañándoles. A sus once meses de edad, probablemente Sasha sea aún demasiado pequeño para acudir a un evento de estas características, pero si sigue los pasos de su hermano lo más probable es que en cuanto crezca un poco podamos verles a los dos juntos celebrando los triunfos de sus padres. Y es que no hay duda de que los hijos del futbolista y la cantante llevan en las venas el gen de las estrellas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie