Rafa Nadal y María Francisca Perelló: sin planes de boda, pero inseparables

por hola.com

Rafa Nadal intenta mantener su vida privada en un segundo plano, pero al final ha caído en la tentación. El tenista ha compartido en las redes sociales una romántica imagen en la que aparece con su novia, María Francisca Perelló. “Paseando por Basilea”, ha escrito. Nadal, que abrió su cuenta de Instagram el pasado 22 de mayo, ha tardado casi siete meses en publicar una foto con su novia, pero nunca es tarde si la dicha es buena.

Paseando por #Basilea Taking a walk in #Basel

Una foto publicada por Rafa Nadal (@rafaelnadal) el

Antes de viajar a Suiza para competir en el torneo de Basilea, el tenista estuvo en Valencia participando en un acto del Banco Sabadell. Nadal llegó con su novia y con ella entre el público confesó que de momento no tienen intención de casarse ni tampoco de formar una familia. "En estos momentos, mi pareja y yo tenemos otras prioridades profesionales y personales", dijo. Nadal también habló de lo feliz que se siente en Mallorca, donde vive rodeado de su familia y amigos, y eso "no tiene precio".

VER GALERÍA

El tenista reconoció que este 2015 no había sido su mejor año a nivel deportivo. "Este no ha sido el mejor año de mi carrera y no solo por los resultados, sino por sensaciones en la pista en competición y entrenamientos", declaró. "Son sensaciones nuevas para mí porque me ha podido fallar cualquier cosa pero el control de mí mismo, de mis emociones y de mi mente no me había fallado nunca hasta este año. Es una experiencia nueva para mí, pero completamente aceptada y que se ha convertido en un reto más", añadió. A pesar de no haber podido estar a su mejor nivel tenístico, aseguró que nunca ha pensando en "tirar la toalla", ni ha perdido la ilusión.

- María Francisca Perelló, el consuelo de Rafa Nadal en el funeral de su abuelo

Respecto a sus objetivos para la próxima temporada destacó la especial ilusión que le hace poder competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. "Por lesión me he perdido muchas cosas importantes en mi carrera, pero la que más me dolió fue la de Londres 2012. Las posibilidades de competir en los Juegos son pocas. Iba a ser el abanderado y era algo que me hacía una gran ilusión. La experiencia en Pekín fue de las más bonitas que he vivido en el mundo del deporte", recordó.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie