El médico de Francisco Rivera explica cómo evoluciona el diestro: 'Sigue en la UCI, grave, pero sin complicaciones'

Carlos Val-Carreres asegura que se 'siente satisfecho' de cómo está evolucionando

por hola.com

El doctor Carlos Val-Carreres, jefe del coso de La Misericordia de Zaragoza, que está tratando a Francisco Rivera en la clínica Quirón de Zaragoza ha explicado en una rueda de prensa cómo evoluciona el diestro. Junto a la directora médica del hospital, Ana Tamames, el médico ha hablado del estado del diestro señalando: "Hay que tenerle controlado y hacer controles de diagnóstico y una serie de pruebas. Pero me siento satisfecho de cómo va". "Sigue en la UCI, grave, pero sin complicaciones" comentó, señalando además lo grave de la cornada: "La herida es enorme, va desde el pliege de la ingle hasta la tercera vértebra lumbar".

El médico insistió en que no hay signos negativos pudieran hacer pensar en la aparición de complicaciones, aunque todavía es pronto para descartarlas dado lo extenso de la herida. "En las últimas 24 horas el aspecto de la herida ha mejorado". El doctor dijo además que el diestro permanecerá de momento en la UCI y que espera que en las próximas 48 horas se pueda hablar de una evolución en positivo.

VER GALERÍA

El parte médico difundido por el hospital esta tarde detalla: "El paciente Francisco Rivera Ordoñez continúa ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de Hospital Quirón Zaragoza presentando la siguiente situación clínica. Se encuentra apirético, consciente, orientado y sin déficits neurológicos. Estable hemodinámicamente, buena circulación periférica, manteniendo funciones respiratorias, renales y cardiacas dentro de la normalidad".

"Durante la estancia se le han practicado diferentes pruebas de diagnóstico por la imagen. Las pruebas analíticas están dentro de la normalidad. El curso postoperatorio lleva una evolución dentro de parámetros normales sin haber aparecido hasta este momento complicaciones. La herida presenta buen estado. El pronóstico continúa siendo grave".

VER GALERÍA

Francisco Rivera resultó herido por el cuarto toro en la plaza de Huesca, que le propinó una extensa cornada en el bajo vientre, y tuvo que ser operado de urgencia en la enfermería de la plaza. El diestro salió del quirófano pasadas las diez de la noche tras dos horas y media de operación. En declaraciones al portal taurino Aplausos, el doctor Crespo, que intervino al torero, mostró su preocupación por la gravedad de la cogida. "Es una herida terrible por lo que le ha hecho y lo que aún le puede hacer. Tengo un disgusto horrible porque todos nos hemos dado cuenta cuando le hemos abierto la barriga de que el toro le ha podido matar en el ruedo”, dijo entonces.

Así fue el encuentro en el hospital de Francisco Rivera y Lourdes Montes

Cayetano Rivera: 'Francisco se encuentra bien pero está triste y dolorido'

El momento más difícil de Lourdes Montes a pocos días de dar a luz

Francisco Rivera, trasladado a un hospital de Zaragoza donde ya están su mujer y su hermano

La cornada más grave de Francisco Rivera en sus 20 años como torero

Tras pasar la primera noche en la UCI del hospital San Jorge de Huesca, el torero fue trasladado a la clínica Quirón de Zaragoza, hasta donde se trasladaron en seguida su mujer Lourdes Montes y su hermano Cayetano Rivera. La mujer del torero, que está a punto de dar a luz a la primera hija de la pareja, aclaró, con el gesto tranquilo, que estaba bien y que "esperaba que su hija no se adelantara" (sale de cuentas el próximo 20 de agosto y estaba previsto que Carmen naciera en Sevilla, aunque fuentes cercanas a la familia dijeron a EFE que a la diseñadora y bloguera de HOLA.com no le importaría dar a luz en Zaragoza, dado que los médicos desaconsejarían el traslado del diestro a Sevilla). También el hermano de Francisco, Cayetano, comentó que la familia “había pasado un susto muy grande” pero que “estaban más tranquilos”.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie