Málaga: Caminatas por los barrancos del Tajo

Hubo un tiempo en que el mito de la España romántica vivió en Ronda. En el siglo XIX, viajeros de toda Europa, cautivados por la fiebre orientalista, visitaban Sevilla, Granada y Córdoba y dejaban para el final de su viaje esta ciudad acodada sobre un afilado tajo. Este es un paseo por sus desfiladeros y sus bellos parajes naturales hasta la cola de caballo que forma el río Guadalevín y que parte en dos la ciudad

HOVIAJES Málaga
Manuel Mateo Pérez

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Hasta la segunda mitad del siglo XVIII Ronda estuvo separada por una insalvable cicatriz. En 1793, el ingeniero Juan Martín de Aldehuela unió las dos mitades de la ciudad con un puente de 92 metros de altura que, por aquel entonces, representó la mayor obra civil emprendida en España. El Puente Nuevo, o del tajo, como es conocido entre los vecinos, es una imponente construcción de sillería de tres ojos, mayor el del centro, cuyos tramos intermedios sirvieron de cárcel, almacenes y, en la actualidad, de centro de interpretación que narra la historia de la gran obra.

HOVIAJES Málaga©agefotostock
Sobre estas líneas, Puente Nuevo al anochecer, una imponente mole de sillería flanqueada por los altos farallones que sostienen la ciudad.

Una vez atravesado el puente, conviene reconocerlo desde abajo. Para ello hay dos posibilidades. La primera es más larga y parte de la puerta de Almocábar; a partir de ahí, es necesario emprender una agradable caminata que bordea el tajo. La segunda posibilidad parte de la plaza de María Auxiliadora, en el corazón de la ciudad histórica, y por un delicioso camino empalma con la primera opción, para descender luego hasta el mirador del Puente Nuevo. Enfrente se alza la gran mole de piedra, flanqueada por los altos farallones que sostienen la ciudad.

Por los pies del puente corren las aguas del Guadalevín, que, en primavera, descienden caudalosas. Aún es posible contemplarlo más de cerca tomando el pequeño camino señalizado que abraza el precipicio hasta su base. Desde la garganta el puente se eleva y se aprecia la grandeza de la construcción. Para contemplarlo desde otra óptica distinta, será necesario deshacer el camino. Junto al viejo convento de Santo Domingo, hoy palacio de congresos, se halla el mirador de la Aldehuela, que ofrece una soberbia vista frente a los miradores y jardines de Cuenca y con la grieta del Guadalevín a nuestros pies.

La calle Armiñán es la columna vertebral de la Ronda antigua. A un lado se deja caer hasta la Casa del Rey Moro, en la que anida la leyenda y el embrujo. Los estanques y parterres aterrazados de su jardín son un diseño de Jean-Claude-Nicolas Forestier por encargo de la duquesa de Parcent, entonces propietaria del palacio. El paisajista francés, que además firmó el parque de María Luisa de Sevilla o los jardines de Montjuïc en Barcelona, ambos de 1929, creó aquí un espacio de delicada serenidad.

HOVIAJES Málaga©Shutterstock
HOVIAJES Málaga©GettyImages
Arriba, baños romanos de Ronda. Sobre estas líneas, panorámica del casco antiguo.

Abierto al tajo, del jardín desciende una acusada escalera en zigzag excavada en la roca y cubierta por un ingenioso sistema de bóvedas encabalgadas. Son 194 escalones los que separan su entrada de las orillas del río. La escalera forma parte de la denominada Mina del Agua, un conjunto de galerías horadadas en el siglo XIV y también envueltas en leyendas.

La Casa del Rey Moro es, además, el punto de partida hacia la Ronda romántica. Frente a ella, el palacio de Salvatierra luce una fachada con símbolos bíblicos e iconografías precolombinas. Más allá encontramos los baños árabes y una iglesia consagrada al Espíritu Santo. Y en el centro del casco histórico, asomado a los vértigos del tajo, abre sus puertas el palacio de Mondragón, próximo a la plaza de la Duquesa de Parcent y la colegiata de Santa María. El palacio es museo de la ciudad, y su patio mudéjar, uno de los rincones más encantadores de Ronda.

HOVIAJES Málaga©Shutterstock
Santa María la Mayor, elevada a la categoría de colegiata por el rey Fernando el Católico, se levanta sobre la antigua mezquita de la ciudad. Y sobre los restos del antiguo alminar se eleva la torre mudéjar.

No dejes de...

Apuntarte a la multiaventura. Con un entorno tan espectacular como el de Ronda, con su serranía y los cercanos parques naturales de la Sierra de las Nieves y Grazalema, la visita cultural se puede combinar con el disfrute de la naturaleza. Sobrevolar en globo el tajo (gloventosur.com), hacer barranquismo en su garganta (aventuraronda.com), ir con niños por una vía ferrata cerca del Puente Nuevo (aventurasuractiva.com) o seguir un itinerario ornitológico (wildandalucia.com) son algunas actividades en la zona.

HOVIAJES Málaga©GettyImages

Guía práctica

Guía práctica

HOVIAJES Málaga©$credits
Cómo llegar

Ronda se encuentra a 100 kilómetros de Málaga y a una hora y 45 minutos de Sevilla por carretera. También cuenta con una estación de ferrocarril y numerosas líneas de autobuses que la comunican con los principales destinos de la región andaluza.

Qué ver

CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL PUENTE NUEVO. Ofrece un recorrido por la historia de esta obra de ingeniería y de la ciudad y tiene su acceso por la plaza de España. PLAZA DE MARÍA AUXILIADORA. Es uno de los espacios más encantadores de Ronda, junto a la vecina plaza de la Duquesa de Parcent, donde se levanta la colegiata. Ambos espacios están abiertos al tajo. CASA DEL REY MORO. Prototipo del palacio señorial rondeño con el encanto del historicismo hispanomusulmán. Hay que hacer el esfuerzo de bajar hasta las orillas del Guadalevín y después volver a subir (casadelreymoro.org). Entrada desde 5 €. BAÑOS ÁRABES. Es uno de los hammam mejor conservados de la península. Se localizan al lado del puente árabe, junto al barrio de San Miguel. En su interior se proyecta un audiovisual. Entrada: 4,50 €.

Dónde dormir

PARADOR DE RONDA (parador.es). Las habitaciones del establecimiento hotelero más próximo al puente del tajo se asoman a él y a su piscina, que queda al lado del bello paseo que lo rodea. En el centro histórico de la ciudad abre sus puertas. SOHO BOUTIQUE PALACIO DE SAN GABRIEL (sohohoteles.com), con sus salones decorados con antigüedades y algunas de sus habitaciones, ubicadas en un palacio del XVIII, mirando hacia el tajo y la serranía. NOMADING CAMP RONDA (nomadingcamp.com) es un hotel burbuja situado en mitad de un olivar, a las afueras de la ciudad, donde descansar contemplando el cielo estrellado.

Dónde comer

En Ronda comenzó la vanguardia gastronómica andaluza y uno de sus mejores exponentes es BARDAL (restaurantebardal.com), con dos estrellas Michelin, donde el chef Benito Gómez ofrece dos deliciosos menús degustación (170 y 190 €) y vinos de la serranía de Ronda para maridar. También al frente de TRAGATÁ (tragata.com), en el que ejecuta una cocina andaluza puesta al día. En KÜTRAL (restaurantekutral.com), las carnes rojas a la brasa son las protagonistas, todas ellas servidas con guarniciones originales. ALMOCÁBAR (tel. 952 87 59 77), en el paseo Ruedo de la Alameda, es un clásico de cocina tradicional. Exquisitas carnes de la sierra, verduras de temporada y vinos locales.

Más información

TURISMO DE RONDA, turismoderonda.es; COSTA DEL SOL, visitacostadelsol.com


Más sobre