Pontevedra: El vigilante de la frontera

El Monte Aloia fue el primer parque natural de Galicia. Y es el más pequeño: 746 hectáreas. Un monte lleno de molinos, castros, ermitas, cruceiros, piedras mágicas y praderas idóneas para celebrar romerías. Es una Galicia en miniatura, y desde su punto más elevado, el alto de San Xiao, se contempla una vista excepcional de Tui, de su vecina portuguesa, Valença do Minho, y del Puente Internacional del Miño, que las une

HOVIAJES Pontevedra
Carmen Romero y Andrés Campos

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

A un lado, españa. Al otro, Portugal. En medio, relumbra con los últimos rayos de sol el Miño. En esta orilla, se alza Tui, con su imponente catedral, que parece un castillo, y un casco histórico encantador de rúas de piedra, costanillas y pasadizos. Y justo detrás, a seis kilómetros de distancia y a 629 metros de altura, el alto de San Xiao, la cima del Parque Natural Monte Aloia, donde este santo tiene una gran ermita.

HOVIAJES Pontevedra©ArteXPhoto
La portada principal de la catedral de Tui, un templo fortificado en el que destacan, además, el claustro y las vistas desde la torre de Soutomaior y desde el mirador ajardinado.

Subiendo en coche desde Tui, la primera señal que nos invita a parar es la de los molinos del río Tripes, afluente del Miño. De los 49 que movió en su día, una veintena pueden contemplarse subiendo a pie por la orilla desde la aldea de Circos, en Pazos de Reis. Siguiendo la ruta número 5, también se ven cascadas y vecinos limpiando las levadas (canales de agua) o trabajando los huertos ribereños.

Junto al alojamiento forestal Aloia Nature nace la ruta número 4, un sencillo paseo circular por el pinar que cobija el castro Alto dos Cubos, habitado hasta el siglo iii. Dicen que el nombre de Aloia viene de la presencia en estas tierras de la legión romana V Alaudae. También que este es el monte Medulio de los autores latinos. Hoy es un magnífico mirador de la comarca del Baixo Miño.

Dos kilómetros más adelante se halla el centro de visitantes del parque. Ocupa la Casa do Enxeñeiro Areses, una casita de cuento que el ingeniero de montes Rafael Areses construyó en 1921, cuando estuvo reforestando lo que era “un pedregal, cubierto en sitios de matorral” y hoy es un agradable espacio natural.

Pinos, robles, castaños, alcornoques, abedules, alisos y otros árboles autóctonos conviven en el monte Aloia con cedros del Líbano, cipreses de Lawson y ejemplares enormes de Cryptomeria japonica, que fueron plantados hace un siglo. Para apreciar la riqueza forestal del parque, al lado del centro hay una senda botánica. Entre los árboles corre el riachuelo Tabernas.

HOVIAJES Pontevedra©Cortesía
Hasta seis miradores se sitúan en lo alto del monte Aloia.

La carretera, cada vez más pendiente y revirada, conduce al alto de San Xiao. Árboles monumentales asombran la ermita donde se venera a san Xiao, a san Fins y a la Virgen de las Angustias. En una pradera sombría se encuentra la Cama del Santo, una peña plana donde este reposaba, los romeros con migrañas alivian sus dolores y las parejas a las que les cuesta tener hijos logran concebirlos. También se dice que en el monte Aloia las yeguas salvajes son fertilizadas por el viento.

En el alto de San Xiao, el paraje más elevado del parque natural, hay cinco miradores. El de González Páramos, el más próximo a la ermita, da vistas al norte y desde él se ve, en días despejados, el Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Uno de los más alejados es el mirador de la Cruz, asomado al sur, a Tui y a Valença do Minho. Siguiendo el río con la mirada, en el suroeste se distingue el cerro de Santa Trega, asiento del castro gallego más famoso. Dicen los expertos en ellos que aquí también hubo otro.

HOVIAJES Pontevedra©Shutterstock
A la izquierda, panorámica de Tui desde la fortaleza de Valença do Minho, con el puente de hierro que salva las aguas del río Miño y une Portugal con España. A la derecha, Valença do Minho.

No dejes de...

Cruzar a Valença do Minho. Al otro lado del Miño, esta ciudad fronteriza que domina la orilla portuguesa del río está protegida por una impresionante obra de arquitectura militar que regala una panorámica extraordinaria desde sus alturas. Su doble muralla de cinco kilómetros con forma de estrella abraza un bonito casco histórico salpicado de callejuelas empedradas, capillas, casas señoriales, plazas encantadoras y tiendas frecuentadas por turistas donde comprar ropa de hogar a buen precio.

Guía práctica

Guía práctica

HOVIAJES Pontevedra©ArteXPhoto
Cómo llegar

El Parque Natural Monte Aloia se encuentra a las afueras de Tui, a 30 kilómetros de Vigo y a media hora de distancia de la ciudad de Pontevedra.

Qué ver

CATEDRAL DE TUI. La visita se hace por libre con audioguía o guiada. En verano también se pueden visitar las cubiertas (catedraldetui.com).

MOLINOS DEL TRIPES. En el lugar de Circos, a dos kilómetros de Tui, arranca la ruta circular número 5, de 2,5 kilómetros, que permite ver 21 molinos.

CASTRO ALTO DOS CUBOS. En Frinxo, a cuatro kilómetros de Tui, junto al alojamiento forestal Aloia Nature, nace la senda que lleva a este poblado galaico-romano.

CASA DO ENXEÑEIRO ARESES. El centro de visitantes acoge una exposición permanente sobre el parque natural y ofrece información de sus lugares de interés y las nueve rutas de senderismo señalizadas, incluida la senda botánica que se encuentra junto a la casa.

ALTO DE SAN XIAO. En el paraje más elevado se halla la ermita dedicada al santo, en cuyo honor se celebra una romería el 27 de enero. En sus alrededores hay praderas, mesas, barbacoas y cinco miradores con vistas al Baixo Miño.

Dónde dormir

ALOIA NATURE (Tui, aloianaturealojamientos.es). Cabañas de madera elevadas sobre el terreno, en pleno Parque Natural Monte Aloia, en las cercanías del castro Alto dos Cubos. Tienen cocina, baño, estufa de leña y terraza con hidromasaje.

A TORRE DO XUDEU (Tui, atorredoxudeo.es). Hotelito con encanto en una casona ajardinada en pleno casco histórico. Habitaciones con vistas al río o al jardín.

PARADOR DE TUI (Tui, parador.es). Pazo rodeado de jardines, con piscina y buen restaurante. Hay un paseo de diez minutos hasta el casco histórico.

ALFONSO I (Guillarei, hotelalfonsoprimero.com). Hotel moderno, cómodo y económico, a cinco kilómetros de Tui, con uno de los mejores restaurantes y cafeterías de la comarca: El Niño Trasto.

Dónde comer

MONTE ALOIA (Alto de San Xiao, tel. 986 68 51 60). Cerca de la ermita, a la sombra de árboles centenarios, grandes mesas al aire libre y un olor a brasa que despierta el apetito. Excelentes empanadas de xoubas, zamburiñas, zorza…

TAPERÍA LA DE MANU (Tui, tel. 674 54 94 94). La mejor opción para los que buscan calidad a un precio razonable.

ARRAYAL 39 (Tui, arrayal39.com). Restaurante encantador, con jardín y salón con chimenea. Ofrece lo mejor de la tierra, lo más natural. Destacan el arroz con rape y gambas, las filloas vegetales y las carnes a la brasa.

Más información

TURISMO DE TUI, tui.gal/es/turismo

TURISMO RÍAS BAIXAS, turismoriasbaixas.com



Más sobre