Luces navideñas en el castillo de Soutomaior en las Rías Baixas

PONTEVEDRA

El castillo de Soutomaior, un «must» en Navidad

La que es una de las fortalezas más importantes y mejor conservadas de Pontevedra y de Galicia se llena de magia estos días gracias a una espectacular iluminación sostenible y otras muchas actividades.

por hola.com

Lo tiene todo: una soberbia arquitectura en la que se mezclan con armonía elementos militares y palaciegos, una privilegiada ubicación –en el boscoso valle del Oitavén, en plenas Rías Baixas–, una intensa historia tras sus centenarios muros... Y esta Navidad, 35.000 bombillas y 3 kilómetros de cable led que iluminan este mágico castillo a 17 kilómetros de Pontevedra y animan su programación navideña.

VER GALERÍA

Una de las propuestas estrella de Soutomaior es el mercadillo navideño instalado en sus jardines, con productos kilómetro cero de 25 productores de la provincia. Abierto de 11 a 14 y de 16 a 20 horas, aquí podemos encontrar quesos, miel, licores, mermeladas, melindres o bicas, ahumados, conservas, chocolates, vinos de la DO Rías Baixas, así como productos relacionados con la camelia, la flor que en invierno da color a los jardines. 

VER GALERÍA

La iluminación navideña llega a muchos de los rincones de la fortaleza, como el molino das Afreitas, cuya maquinaria acaba de ser restaurada y donde los niños pueden ver la última molienda y hacer dulces típicos de estas fechas. Además, el inmenso jardín de 25 hectáreas está salpicado de personajes navideños iluminados, también el columpio y en el patio de armas se ha instalado un buzón de correos de Sueños en el que podemos dejar nuestros deseos.

No te lo pierdas: Los castillos más fascinantes de España que te harán viajar en el tiempo

No faltan en el calendario navideño visitas teatralizadas, cuentacuentos y talleres infantiles para niñas y niños de 4 a 9 años que, hasta el 2 de enero, se pueden reservar en castelodesoutomaior.com, como los dedicados a tradiciones navideñas y hasta una ruta de senderismo por la finca. 

VER GALERÍA

No te lo pierdas: Una ruta en coche por las Rías Baixas, el paraíso soñado por los dioses

LA VISITA AL CASTILLO

El castillo de Soutomaior fue levantado en el siglo XII, derribado tres siglos más durante la Revuelta Irmandiña y reconstruido al poco tiempo por Pedro Álvarez de Soutomaior, más conocido como Pedro Madruga. Un fascinante personaje que hizo de la fortaleza la base de sus correrías por la región. Para conocer mejor su historia, y también la de la escritora María Viyals, sobrina de los marqueses de la Vega y Armijo, que nació en él, lo más acertado es hacer la visita por el interior. A lo largo del ameno recorrido por las 9 salas temáticas se alternan paneles y maquetas interactivas, cajas mágicas y proyecciones en 3D hasta el remate final: un espectacular videomapping proyectado sobre los muros del interior de la torre del homenaje.  

VER GALERÍA

Después, nada mejor para relajarse que recorrer el majestuoso parque que rodea el castillo. Diseñado en la segunda mitad del siglo XIX, con el tiempo se ha convertido en un reconocido jardín botánico centrado en las camelias y posee el exclusivo título de Jardín de Excelencia Internacional. Pionero en la difusión de esta especie en Galicia, en la actualidad cuenta con numerosos ejemplares centenarios y unas 250 variedades de esa bella y delicada flor oriental. 

VER GALERÍA

Además de la senda de Las Camelias, que tiene apenas un kilómetro de longitud, hay otros dos señalizados senderos: Los Viñedos y El Bosque. Con casi dos kilómetros, el primero de ellos permite darse un agradable paseo por un par de cuidados viñedos con sus típicos emparrados de cepas de albariño dispuestos en elegantes terrazas. Un poco más largo es el sendero de El Bosque, que asciende hasta la capilla de San Caetano bajo la sombra de unos centenarios ejemplares de castaño y roble carballo, los dos árboles más nobles y representativos de las umbrías fragas gallegas.

No te lo pierdas: Las mejores iluminaciones navideñas brillan en Europa (una de ellas en España)

PARA EL DESCANSO

En Redondela, Santo Apóstolo (hotelsantoapostolo.es) es un acogedor hotel con magníficas vistas de la ensenada de San Simón. Y buena elección también As Chivas (aschivas.com), en Saramagoso, una casa rural con seis habitaciones rodeada de naturaleza y donde reina la más absoluta tranquilidad.

A LA MESA

La marisquería Arcade (marisqueriaarcade.com), en la localidad del mismo nombre, es un buen lugar para probar los chocos de Redondela, los berberechos, las navajas y los longueirones de Cesantes y, cómo no, las afamadas ostras de Arcade. Excelentes carnes a la brasa: picaña, churrasco, croca... las podemos degustar en Soutomaior en A Serra Brasería (tel. 986 70 53 37).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie