Los mazapanes son uno de los dulces más típicos que llegan a nuestras casas por Navidad

Delicias de convento que viajan a tu casa (vía online) por Navidad

Siguiendo su regla de 'Ora et labora', las monjas de los monasterios y conventos de España se afanan estos días, más que en otra época del año, para elaborar dulces navideños que saben a gloria. Viajamos a ellos desde la pantalla y los compramos sin necesidad de movernos de casa.

por hola.com

Alfajores, mazapanes, empiñonados, anguilas, turrones, panettones… Detrás de muchas de las delicias artesanales que comemos por Navidad está la mano y el saber hacer de las monjas de clausura de los monasterios y conventos de España. Es lo que tiene la vida contemplativa, que da para dedicar tiempo y cariño a los dulces que salen del horno.

VER GALERÍA

Con la intención de ayudar a los conventos sevillanos, auténticos tesoros históricos, y contribuir al sostenimiento de sus comunidades, en 1989 abrió El Torno (dulceseltorno.com), una tienda perteneciente a la catedral sevillana desde la que hoy se venden online los dulces de tradición centenaria de 14 conventos de clausura de la provincia. Algunos de ellos de la ciudad, como los de las agustinas de San Leandro o las clarisas de Santa Inés, pero también de cenobios de Bormujos, Constantina, Alcalá de Guadaira, Morón de la Frontera, Osuna y Estepa, la cuna de los mantecados. Precisamente de exquisito mazapán artesano son las «avemarías» que las monjas dominicas del convento Madre de Dios, fundado en 1472 en pleno centro de Sevilla, preparan por estas fechas. Y de almendra, nuez, miel y ajonjolí, entre otros ingredientes, los alfajores mozárabes que podemos comprar a las jerónimas del convento de Santa Paula.

No te lo pierdas: Las mejores iluminaciones navideñas brillan en Europa (una de ellas en España)

Manos de ángel tienen también las clarisas de Marchena, que en el obrador del monasterio de la Purísima Concepción (Santa María) dan forma a exquisiteces reposteras para luego venderlas a través de su propia web (clarisas.es): cordiales (mazapán relleno con un toque de cabello de ángel), empiñonados, tejas de almendra…

VER GALERÍA

Con el mismo fin de ayudar a los monasterios y conventos y difundir la riqueza de la vida contemplativa, la fundación DeClausura (declausura.com) manda a casa dulces por Navidad. Y lo hacen procedentes de numerosos rincones, como el monasterio de Nuestra Señora de Belén en Toral de los Guzmanes, en León; San José de Maluenda, en Zaragoza; San Antonio de Baeza, en Jaén, o Nuestra Señora de Vico, en la localidad riojana de Arnedo, que las monjas cistercienses fabrican con ingredientes de primera calidad.

No te lo pierdas: Curiosidades de la Navidad que deberías conocer

En la misma línea, la fundación Contemplare (fundacioncontemplare.org), que da salida a las elaboraciones de 120 monasterios, como los de las benedictinas de Alba de Tormes (Salamanca) y Sahagún (León), las clarisas de Ávila, Segovia, Villar del Cid o Zafra, las dominicas de Toledo o las cistercienses de Santo Domingo el Antiguo de Toledo. Incluso es posible hacerse con las cestas navideñas que combinan productos de todos ellos.

A los nuevos tiempos también se han adaptado las monjas de Santa Clara de Aguilar de Campoo (santaclaraaguilardecampoo.es), cuyos turrones, chocolates, peladillas, pan de Cádiz, pastel de gloria y otras muchas de las delicattesen que trabajan artesanalmente en la cocina venden a través de la tienda online o por Whatsapp. También están presentes en la muestra Dulzura en Clausura, que desde 2016, tiene lugar por estas fechas en el Seminario Mayor Diocesano, junto a las de otros hornos conventuales palentinos.

No te lo pierdas: Ruta gastro con sabor a Navidad

Con calma, sosiego y mucho amor han sido elaboradas en su obrador las elaboraciones artesanales de las clarisas del convento de Santa María de Jesús de Ávila (clarisasavila.org), entre las que tienen fama sus delicias de yemas, los corazones de Santa Teresa y sus figuritas de mazapán, con las que podemos hacernos por unos 15 € la caja de 500 gramos.

VER GALERÍA

Hay muchos más cenobios con tienda online, desde el burgalés de Santa María la Real de Villamayor (monasteriodevillamayor.com) al convento de San Antonio de Murcia (conventosanantonio.com), cuyo obrador ha conseguido el premio a la mejor panadería artesana de España 2021-2022, otorgado por la revista internacional Corporate Live Ware. El secreto de las dulces recetas de las hermanas concepcionistas franciscanas de la Orden de la Inmaculada Concepción está en una mezcla de recetas históricas, algunas que se remontan al siglo XIV, y otras propias, elaboradas con productos de la huerta murciana: limones, naranjas, limas, higos, manzanas, almendras... El consumo de productos locales y la sostenibilidad no son conceptos nuevos en este convento.

No te lo pierdas: Nos metemos en harina para elegir los roscones de Reyes más irresistibles de Madrid

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie