Vista aérea de la Laguna Azul en la Riviera turca

TURQUÍA

Por la Riviera turca en busca de playas de ensueño, licios y leyendas

Entre Dalaman y Antalya discurre uno de los tramos más espectaculares de la costa mediterránea. Por él, además de arenales y aldeas llenas de encanto escondidas entre montañas que se hunden en el mar iremos descubriendo las huellas de la cultura licia, que floreció hace más de dos milenios en esta esquina de la península de Anatolia.

por ÁNGEL MARTÍNEZ BERMEJO

Este viaje por la Riviera turca que combina historia y naturaleza puede iniciarse en Dalaman y terminarse en Antalya, conectadas ambas con varias ciudades españolas, siempre con escala en EstambulLa pequeña población de Dalyan es el punto de partida. Aquí, al borde del río, desde cualquiera de las terrazas de los restaurantes que se alinean en su orilla, se ve caer la noche sobre los precipicios que surgen al otro lado, en los que aparecen excavadas las primeras huellas licias del itinerario: las tumbas de Kaunos. Una discreta iluminación sobre esas fachadas que reproducen los pórticos de los templos griegos añade un punto de magia a la escena.

VER GALERÍA

Hasta hace pocas décadas, esta región de belleza deslumbrante que es la Rivera turca era uno de los tramos de más difícil acceso del litoral mediterráneoaislada durante siglos por las imponentes montañas del Tauro que surgen de las aguas. Todo ello permitió el desarrollo de una cultura original, que luego recibió influencias persas y helénicas para crear una civilización única.

No te lo pierdas: Turquía, autorretrato en diez fotos

FETHIYE Y SUS VISTAS

Si las tumbas de los reyes de Kaunos se muestran inalcanzables en lo alto del precipicio, las que hay en Fethiye permiten una visita con el aliento de una aventura de Indiana Jones. Un sendero que trepa por la ladera llega hasta la tumba de Amyntas, un noble local. Desde allí, la vista se extiende sobre un buen tramo de costa, hasta la playa de Çalis, donde se rodó una escena de Skyfall, la película de James Bond.

VER GALERÍA

SOBREVOLANDO LA LAGUNA AZUL

Pero para una vista de verdad desde las alturas y, sobre todo, para disfrutar de una experiencia digna del agente 007, lo mejor es un vuelo en parapente o ultraligero desde las alturas de Baba Dag. Esta montaña de 2000 metros se encuentra a muy poca distancia del mar, lo que, unido a las buenas condiciones climáticas y la belleza de la zona, hace que sea uno de los mejores vuelos que se pueden hacer en todo el mundo. Desde el aire se disfruta de un panorama de varios tramos intactos de litoral, con playas y valles escondidos. Luego se toma tierra en Oludeniz, después de sobrevolar la Laguna Azul, la reserva natural donde uno encuentra el Mediterráneo que creía que ya no existía.

VER GALERÍA

LETOON Y XANTHOS, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Siguiendo la ruta licia se llega a varias ciudades antiguas, como Letoon y Xanthos, donde, más allá de los meses de verano, no es raro encontrarse absolutamente solo. Algo excepcional si se considera que están incluidas en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. Un poco más allá, los monumentos de la antigua Patara –donde se reunía el Parlamento de la Liga Licia, la confederación de ciudades libres– se encuentran de camino a Iztuzu, la playa más larga de Turquía, que con sus 18 kilómetros de arena intacta sigue atrayendo a las tortugas en las noches de verano.

VER GALERÍA

LA HERENCIA GRIEGA

Colgadas de las laderas que se hunden en el mar aparecen las casas de Kalkan y Kas, dos poblaciones de aire griego que nos hablan de la presencia de pobladores helénicos hasta hace apenas un siglo. Alrededor de ambos puertos se agrupan casas blancas que flanquean callejones umbrosos y en cuesta. Tal vez sean los mejores lugares de la ruta para curiosear en las tiendas en busca de artesanía de calidad.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

KALEKÖY

Un desvío de la carretera principal lleva a hasta Kaleköy. En realidad, la carretera termina antes y se debe continuar a pie, ya que es la única población de toda la costa a la que no se puede llegar en coche. Hay que caminar un trecho por un camino milenario flanqueado de tumbas licias hasta llegar a una aldea dominada por un castillo de los cruzados. También se puede alcanzar Kaleköy en barco, visitando en el camino el islote deshabitado de Kekova.

DEMRE, EL PUNTO Y FINAL

La ruta licia puede terminar en Demre, donde está el mayor conjunto de tumbas. Allí también está la iglesia de San Nicolás. La restauración actual busca captar la apariencia que debió de tener esta basílica bizantina hace mil años, cuando era uno de los templos cristianos más importantes de todo el Mediterráneo oriental.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

UN CRUCERO EN GULET

Las peculiares condiciones de la costa licia, con infinidad de playas y restos arqueológicos de difícil acceso, han favorecido las excursiones para recorrer este litoral abrupto en el velero tradicional de la zona. La experiencia perfecta es alquilar un barco completo en Kalkan o Kas, que ofrecen las mejores opciones para un paseo de pocas horas, y navegar por la costa echando el ancla para bañarnos, visitar ruinas licias sumergidas y preguntándonos en cuál de estas bahías escondidas de la costa turca se refugiaron Cleopatra y Marco Antonio mientras vivían su historia de amor.

VER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA

Requisitos de entrada

No existen restricciones a la movilidad en Turquía a los viajeros españoles vacunados con la pauta completa, los no vacunados deben presentar el resultado negrativo de una PCR o antígenos entre 72 y 48 horas antes de salir.

Además de pasaporte, se requiere un visado de entrada que se puede obtener en el aeropuerto, aunque es muy recomendable hacer la gestión previamente por internet. Es un trámite muy sencillo y permite permanecer hasta 90 días en el país durante un plazo de seis meses.

Dónde dormir

Hay una amplia variedad de opciones para alojarse a lo largo de la ruta. En Fethiye, al borde del mar está Yacht Classic Hotel (yachtclassichotel.com), de decoración elegante, una buena terraza junto a la piscina y tal vez el mejor hamam de toda la ruta. En Oludeniz y a pocos metros de la playa, el hotel boutique Oyster Residences (oysterresidences.com) está inspirado en la arquitectura tradicional, con sus 26 habitaciones alrededor de un jardín exuberante. Villa Mahal (villamahal.com), en Kalkan y en lo alto de un precipicio, es uno de los hoteles más encantadores del sur de Turquía. Sus villas, habitaciones y suites disfrutan de unas vistas incomparables desde sus terrazas privadas. Para ir a Kalkan se puede ir paseando por un camino al lado del mar o utilizar el taxi acuático del hotel.

Dónde comer

En Dalyan, Casa Nova se encuentra en un enclave privilegiado, a orillas del río, con terraza y espléndidas vistas, donde se sirve un menú muy variado con platos italianos, pero también muchas especialidades locales. Ambiente popular y comida absolutamente local y sabrosa a buen precio en Megri Lokantasi (Çarsi Cad. 26), en Fethiye. En la carretera a Kas, junto a Kalkan, está Guru’s Place, un restaurante con décadas de experiencia centrado en cocina turca tradicional. La carta es relativamente corta porque está basada en productos de temporada y en lo que hay disponible en el mercado y en su huerto.

No te lo pierdas: Pamukkale, un increíble castillo de algodón en Turquía

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie