Grecia: En velero rumbo a las islas de Ulises

Desde la frondosa Corfú hasta la escarpada Zante, pasando por las pequeñas de Paxos y Antipaxos y la legendaria Ítaca. Pocos lugares destilan tanta magia como el archipiélago de las Jónicas, diseminado a lo largo de la costa oeste de Grecia. Con las velas desplegadas, emprendemos una travesía con ecos de la Antigüedad tras los pasos del héroe homérico

Islas Jónicas en Grecia ¡HOLA! Viajes
Por Noelia Ferreiro

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Como Ulises en su eterna Odisea, descubrir hoy este archipiélago es viajar en busca del mito. Parte de las peripecias del poema épico tuvieron lugar en esas islas posadas sobre el azul cobalto del mar Jónico, a las que los versos de Homero situaron por primera vez en el mapa. Tres milenios después, la Grecia más auténtica pervive aquí, donde el héroe emprendió su última aventura, mientras la sufrida Penélope tejía y destejía en su espera.

Por sus aguas casi siempre en calma, por el viento mistral que las azota y por la cercanía a la península, las islas Jónicas son ideales para navegar en velero, si no se opta por ajustarse a los barcos de línea que enlazan entre ellas. Para ello existen compañías que ofrecen travesías con o sin patrón y que permiten diseñar un viaje a la medida.

Islas Jónicas en Grecia ¡HOLA! Viajes©MORANDI Tuul et Bruno / hemis.fr
La iglesia de san Espiridión se eleva sobre los tejados de la ciudad vieja de la capital de Corfú, también conocida como Kastropolis y Patrimonio de la Humanidad.

El puerto de Preveza, en el oeste de la costa continental, suele ser el lugar de embarque para estos trayectos que arrancan en Corfú, donde cuentan que Ulises, antes de regresar a su patria, encontró asilo tras un naufragio. No pudo elegir un lugar mejor, puesto que esta isla, una de las mayores del conjunto, es un auténtico vergel: olivares, bosques de cipreses y huertas compiten con bahías en las que toman asiento playas de ensueño. Es también el rincón en el que aspirar una armoniosa mezcla italiana, francesa y británica, fruto de sus años de ocupación. Especialmente en la capital, apodada Kastropolis, donde la actividad estrella es disfrutar de la gastronomía.

En Corfú no hay que perderse el monte Pantokrator, en el norte, y las pintorescas aldeas que salen al paso mientras se accede al convento del mismo nombre, erigido en la cima. Tampoco Paleokastritsa, en la costa occidental, con altos barrancos, pequeñas calas y un pueblo delicioso. Ni el palacio de Achilleion, en el sur, que fue la residencia estival de la emperatriz Sisi. De nuevo en el barco, merece la pena acercarse al cabo Drastis para admirar las formaciones rocosas que dibuja el litoral.

Islas Jónicas en Grecia ¡HOLA! Viajes©GettyImages
Vista de la bella playa de Navagio, en la isla de Zante, la más meridional de las Jónicas. De arena blanca y rodeada por uno de los acantilados color marfil más espectaculares del mundo, no apto para quienes sufran de vértigo.

Otra idea muy recomendable es realizar una bonita caminata, pues las islas que conforman el archipiélago de las Jónicas son las más verdes de todo el territorio griego y esto favorece la práctica del senderismo por sus interiores frondosos. Aunque en todas ellas se pueden emprender agradables recorridos, el más destacado es The Corfu Trail, que cruza la isla de punta a punta en un trayecto que lleva entre ocho y doce días abarcarlo y va atravesando magníficos paisajes.

Así ponemos rumbo a Cefalonia, previo paso por Paxos y Antipaxos, dos joyas de pura esencia mediterránea repletas de cuevas marinas donde el agua nunca fue tan azul y por las que es posible adentrarse navegando. Con apenas tres pueblos marineros –Gaios, que hace de capital, Lakka y Loggos–, algunas buenas playas de aguas transparentes, como las de Harami, Kanoni o Voutoumi, la calma en estas diminutas hermanas está más que asegurada. También es así en Lefkada, la siguiente isla en aparecer, cuyos fértiles campos se extienden a los pies de picos que rebasan los mil metros de altitud, mientras las playas de postal tapizan la costa oeste. Apetece explorar su espina dorsal, con sus típicas poblaciones entre viñedos, pero aguarda cerca otra de las islas mayores del archipiélago: la que debe su nombre a Céfalo, que, según la mitología, fue el bisabuelo de Ulises.

Islas Jónicas en Grecia ¡HOLA! Viajes©MORANDI Tuul et Bruno / hemis.fr
Islas Jónicas en Grecia ¡HOLA! Viajes©GettyImages
En la diminuta isla de Paxos, la erosión ha moldeado un paisaje de altos acantilados, espectaculares cavidades conocidas como cuevas azules y arcos rocosos como el de Tripitos (en la imagen de arriba).

Cefalonia tiene los ingredientes de todo territorio inolvidable. Playas espectaculares como Myrtos, enmarcada por acantilados blancos, un rico patrimonio cultural e histórico con ruinas romanas sin excavar, una cordillera majestuosa tapizada de vegetación y pueblos resplandecientes como Fiskardo, al que se conoce como el ‘Portofino griego’.

Si el viento es favorable, podemos navegar directamente hacia Zante, la más meridional de las Jónicas, famosa por ser el hábitat de la tortuga boba en la bahía de Laganas, que es un parque marítimo nacional. Una isla más urbanizada, pero que posee algunos rincones salvajes, como la playa de Navagio, que confirma las palabras del poeta Solomós: “Estos parajes son capaces de hacerte olvidar los Campos Elíseos”.

No dejes de...

Rematar el viaje en Ítaca. Así lo hizo también el héroe homérico después de 20 largos años. Aquí se cierra la leyenda entre acantilados cortados a pico, calas de guijarros, escarpados pasos de montañas y pueblos de pescadores con monasterios bizantinos. La fuente de Aretusa, la cueva de las Ninfas o la bahía de Dexa (escenarios de La Odisea) ponen el colofón mítico a esta isla que, para muchos, simboliza el camino de la propia vida.

Guía práctica

Guía práctica

Islas Jónicas en Grecia ¡HOLA! Viajes©GettyImages
Cuándo ir

Si se quiere disfrutar de más calma y soledad en el archipiélago de las Jónicas, los mejores meses son mayo-junio y septiembre-octubre, en los que el clima es benévolo y los precios menos elevados. Sus inviernos suaves atraen a quienes persiguen la desconexión absoluta.

Cómo llegar

La mejor manera de acceder al archipiélago es a través de Corfú. Y aunque no existen vuelos directos a esta isla, con Aegean Airlines, Norwegian y German Wings se puede llegar vía Atenas. Desde Corfú, las opciones hasta el resto de las islas, para quienes no opten por un tour privado en velero, han de ser por mar. En temporada alta hay un tráfico constante de ferris (que permiten llevar coche), catamaranes e hidroplanos: Kamelia Lines (kamelialines.gr). Para viajes en velero con patrón: Sailwiz (sailwiz.com) o Sailsquare (es.sailsquare.com/p/grecia/islas-jonicas) ofrecen travesías de una semana desde 850 € por persona. Anem a Grecia (anemagrecia.com) es una agencia especializada en el país heleno, con circuitos a medida. Dispone de varios programas por las islas Jónicas, de diez días, desde 1395 €.

Cómo moverse

Dadas las pequeñas dimensiones de estas islas, es fácil desplazarse por ellas en coche. La opción de alquilar una motocicleta está recomendada en las menores de Paxos y Antipaxos. En sus puertos de Gáios y Lakka también se alquilan barcos a motor sin la necesidad de tener un título de navegación.

Dónde dormir

En Corfú está Siora Vittoria (sioravittoria.com), en el casco viejo, una mansión aristocrática con siglos de historia y un encanto único. Más tranquilo es Folies Corfu (foliescorfu.com), en una inmensa finca. En Cefalonia no hay que perderse el pequeño hotel F Zeen (fzeenretreat.com), un sofisticado oasis en la bahía de Lourdas. Y para alojarse en Paxos, Torri e Merli (torriemerli.com), maravilloso hotel boutique en una casona tradicional rodeada de olivares.

Dónde comer

Puramente mediterránea, la gastronomía griega es una cocina deliciosa y saludable que, en las Jónicas (que nunca fueron ocupadas por los turcos) muestra una clara influencia italiana. Un buen lugar para comprobarlo en Corfú es Avli Restaurant (avlicorfu.com), con vistas a una bahía. En Ítaca nadie se pierde el cordero de Chani (Eparchiaki Odos Kioniou, 28300), también en un emplazamiento fantástico, y en Paxos es obligatorio conocer Vassilis Tavern (vassilisrestaurant.com), en el pueblo pesquero de Loggos.

Más información

TURISMO DE GRECIA, visitgreece.gr


Más sobre