enoturismo-experiencias-barcelona

Ideas originales para disfrutar del mundo del vino cerca de Barcelona

Bodegas ecológicas mirando al mar, una noche en un hotel del cava, paseos en patinete eléctrico por los viñedos o brindis con vistas a Montserrat. Experiencias originales para disfrutar del enoturismo a menos de una hora de la capital catalana.

por HOLA.COM PARA DIPUTACIÓN DE BARCELONA

El paisaje de viñedos que descubrimos muy cerca de la ciudad de Barcelona invita a disfrutar de los placeres del vino con todos los sentidos. Son cinco las DO que se concentran en estas tierras –Penedés, Alella, Pla de Bages, Catalunya y Cava–, y sus bodegas y localidades ofrecen un montón de actividades enológicas que van más allá de visitar una bodega, hacer una cata o dar un paseo por los viñedos.

LOS PEQUEÑOS PRIMERO

Las poco más de doscientas hectáreas donde se cultiva la variedad de uva pansa blanca quedan próximas al mar y esta cercanía marca el color y aroma de los vinos blancos de la DO Alella (doalella.com), una de las más antiguas de la península… y de las más pequeñas. En sus ocho bodegas se crían vinos de gran calidad, la mayoría ecológicos, y para descubrirlos y degustarlos está Alella Vinícola (alellavinicola.com/es), una empresa pionera en viticultura respetuosa con el medio ambiente en la que además de admirar un edificio modernista de 1906 proyectado por Jeroni Martorell, discípulo de Gaudí, podemos apuntarnos a alguno de sus talleres de cata, incluido uno en el mar. Otra propuesta es visitar muy próxima al Mediterráneo la innovadora bodega familiar Alta Alella (altaalella.wine/es), cuyos vinos y cavas naturales se elaboran sin la mínima intervención y reciben el nombre de los que crean la banda sonora en sus viñas: los pájaros que habitan en el Parque Natural Serralada de Marina. Vinoterapia o pícnics o calçotadas entre viñedos son otras ideas.

VER GALERÍA

BRINDIS CON VISTAS A MONTSERRAT

Adentrándonos un poco más hacia el interior de las comarcas de Barcelona, descubriremos otro destino de enoturismo donde tener un contacto más directo con la tierra. Es la DO Pla de Bages (dopladebages.com), que se extiende por la montaña de Montserrat, las sierras de Castelltallat, Sant Llorenç del Munt i l’Obac y el macizo del Montcau, un paraje natural que hace millones de años fue un mar interior y que hoy ha sido reconocido como Geoparque por la Unesco. En la zona hay muchas bodegas que abren las puertas para probar sus vinos, ver sus instalaciones y colaborar en los trabajos del campo, entre otras actividades. Pero quizás la propuesta más singular la encontrarás en una de las bodegas ecológicas más reconocida de Barcelona: la Heretat Oller del Mas (ollerdelmas.com/es/), la primera de Cataluña y la tercera en el mundo con las emisiones más bajas de carbono, donde degustar en su restaurante una gastronomía de alto nivel y hacer un brindis en su espectacular terraza con vistas a Montserrat.

VER GALERÍA

EN PATINETE ELÉCTRICO POR EL PENEDÈS

A solo 30 minutos de Barcelona, entre la cordillera prelitoral y la costa mediterránea, descubrimos la zona más extensa de Cataluña dedicada al cultivo de la vid, una tierra de suaves ondulaciones con la uva xarel·lo como protagonista. Las más de un centenar de bodegas que se agrupan en la DO Penedés proponen infinidad de actividades (penedesturisme.cat/es), desde disfrutar en bicicleta de los paisajes del Penedès a una ruta de miradores, tomar el aperitivo entre viñedos o recorridos en todo tipo de vehículos: todoterreno, patinete eléctrico... Antes o después, habrá que incluir en el recorrido una visita al Museo de las Culturas del Vino de Cataluña, Vinseum (vinseum.cat), de Vilafranca del Penedès, un edificio histórico donde hacer un viaje por la historia del vino desde sus orígenes hasta la actualidad.

VER GALERÍA

UNA NOCHE EN UN HOTEL DEL CAVA

En la comarca del Alt Penedès se concentra el 95% de la producción del espumoso de todo el país bajo la DO Cava (docava.es), elaborado principalmente con la uva xarel·lo, que con la macabeu y la parellada forman el coupage tradicional del cava catalán. A este rinde homenaje el impresionante resort ecológico Cava & Hotel Mastinell (hotelmastinell.com), un cinco estrellas en Vilafranca del Penedès para una experiencia 360º única cuya fachada emula un sinuoso conjunto de botellas de cava en rima y su tejado, construido con la técnica del trencadís, rinde homenaje al gran arquitecto catalán Antoni Gaudí. Una arquitectura única que conecta pasado y futuro.

Más información: Diputación de Barcelona

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie