Plazas hay muchas, pero estas 12 son de las más espectaculares del mundo

by hola.com

Como las campanadas de fin de año, son 12 las plazas que hemos seleccionado, pero podría incluirse alguna más, porque cada ciudad ha hecho de uno de estos espacios al aire libre el centro de su vida. Son su mejor escaparate, las más grandes, donde se reúnen sus principales monumentos y se disfruta de su ambiente. Del salón más bello de Europa, como Napoléon llamó a la de San Marcos de Venecia, a la mágica de Djemaa el Fna de Marrakech o la Roja de Moscú y la de Tiannanmen de Pekín, testigo de excepción de la historia del país, nos damos la vuelta al planeta para retratar las más significativas.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

LA CONCORDIA (PARÍS) A imagen y semejanza de la de San Pedro del Vaticano fue ideada esta plaza situada entre la avenida de los Campos Elíseos y los jardines de las Tullerías, con su obelisco y sus fuentes romanas en una distribución idéntica. Cerrada solo por uno de sus lados, donde se encuentran los imponentes edificios de la sede del Ministerio de la Marina y el Hôtel de Crillon, uno de los más antiguos y lujosos del mundo / © Paris Tourist Office / Sarah Sergent.

 

SAN MARCOS (VENECIA)
El salón más bello de Europa, con estas palabras piropeó Napoleón a esta gran plaza veneciana presidida por la basílica de San Marcos –con su exterior adornado de cúpulas– y la mejor panorámica desde lo alto del Campanile. Si de día son sus terrazas las que invitan a sentarse y ver pasar a los miles de turistas que deambulan por ella, de noche su imagen resulta de lo más evocadora.

 © Gtresonline

PLAZA MAYOR (MADRID)
Escenario de autos de fe, corridas de toros, grandes representaciones y hasta ejecuciones, hoy esta plaza sigue siendo el gran ‘teatro’ de la capital de España. Un magnífico espacio monumental para encontrarse, para pasear o para disfrutar del sol de Madrid en alguno de sus veladores. Símbolo por excelencia del Madrid de los Austrias, como acredita la estatua ecuestre de Felipe III que se levanta en su centro, los frescos de la Casa de la Panadería contribuyen a dar color a este conjunto porticado que se abre a las calles de la ciudad a través de nueve puertas, entre las que destaca el Arco de Cuchilleros; el púlpito y las Cuevas de Luis Candelas recuerdan el Madrid romántico de los siglos XVIII y XIX, cuyo aroma perdura por los alrededores / ©  Paolo Giocoso

 

PLAZA DE LA CIUDAD VIEJA (PRAGA)
La vía Karlova, rodeada por un laberinto de callejuelas por el que perderse a voluntad, conduce a la Plaza de la Ciudad Vieja o Starometské námestí, una animadísima plaza que se llena de terrazas con buen tiempo. Sobre sus fachadas despuntan las torres de Nuestra Señora de Tyn, tan imponentes que en lugar de una iglesia se diría una fortaleza. Y también, por supuesto, el Ayuntamiento, con una galería panorámica a la que se puede subir y el famoso Reloj Astronómico, a cuyo alrededor se arremolinan auténticas multitudes cuando a las horas en punto comienzan a desfilar las figuritas de los Doce Apóstoles.

 © Gtresonline

PLAZA DE ARMAS (LIMA)
Esta plaza tiene como honor ser la cuna de la capital peruana. Aquí es donde Francisco Pizarro fundó la ciudad en 1535. Su grandeza histórica se refleja en los edificios que la rodean, como el palacio de gobierno, el palacio arzobispal y la catedral.

 © Gtresonline

GRAND PLACE (BRUSELAS)
También a este gran espacio se le ha bautizado como “la plaza más bella del mundo”. El Ayuntamiento, la Maison du Roi –antigua residencia de los monarcas españoles–, la Maison des Ducs de Brabant, y la Maison des Boulangers, coronada por una espectacular cúpula de cobre, se asoman a ella. Aquí hay que tomar asiento en la terraza de Le Roi d’Espagne para una primera cerveza de las que enorgullecen a los belgas mientras se contempla este insuperable conjunto arquitectónico protegido por la Unesco / © milo-profi.be

 

PLAZA ROJA (MOSCÚ)
El corazón y el cerebro de la capital del país y, por qué no, de toda Rusia queda alojado en la enormidad de su famosa plaza Roja, el antiguo mercado de la ciudad, a cuyos lados se distinguen las cúpulas de la bellísima catedral de San Basilio o la muralla de la ciudadela del Kremlin, testigo de excepción de la historia del país.

 © Gtresonline

SAN PEDRO (CIUDAD DEL VATICANO)
A los pies de la basílica de San Pedro, la ciudad papal tiene como gran escenario de audiencias con el Papa, liturgias y otros eventos religiosos esta imponente plaza rodeada por una columnata con 140 santos de la historia católica. En uno de sus extremos, la basílica de San Pedro, una de las iglesias más grandes y magníficas del mundo; en el opuesto, la via della Conciliazione que lleva al castillo Sant’Angelo y al río Tiber. Y en el centro, el obelisco transportado desde Egipto a Roma en el año 37 d.C. por el emperador Calígula para la construcción de un circo romano.

 

PLAZA MAYOR (SALAMANCA)
Del siglo XVIII y diseñada por el arquitecto barroco Churriguera, es, para muchos, la plaza más bonita de España. Siempre con vida, en su cuadrilátero casi perfecto destaca el Ayuntamiento y sus arcos de medio punto y en ella se instalan multitud de terrazas donde sentarse a saborear el paso del tiempo. Bajo sus soportales toma asiento el centenario Café Novelty, en cuyos veladores se sentaban escritores como Unamuno, Torrente Ballester o Carmen Martín Gaite / © Turismo de Salamanca.

 

TIANNANMEN (PEKÍN)
No solo es la plaza más importante de China, que eso ya es mucho decir, además es la más grande que existe en el mundo, con unas dimensiones colosales. Construida en 1949 tras la proclamación de la República Popular de China, ha sido escenario de diferentes acontecimientos históricos entre los que destacan las protestas de 1989 y a ella se abre la puerta de la que toma su nombre y que da acceso a la Ciudad Prohibida / © Shutterstock-Christina McWilliams

 

DJEMAA EL FNA (MARRAKECH)
La plaza Djemaa el Fna es el corazón de la vida de esta urbe. En ella se reúnen músicos, cuentacuentos o encantadores de serpientes, además de numerosos puestos donde degustar la mejor comida marroquí.

 

REGISTÁN (SAMARKANDA) En esta ciudad de Uzbekistán cuyo nombre evoca a la Ruta de la Seda tiene en este espacio uno de los imprescindibles no solo del país sino de Asia Central. Una maravilla arquitectónica rodeada de tres enormes madrasas con puertas imponentes, piel de azulejo, minaretes extraordinarios y cúpulas de color azul turquesa / © Shutterstock-Evgeniy Agarkov

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie