El idílico y remoto refugio de Sir Richard Branson en el Caribe

Se llama Necker Island y está en las Islas Vírgenes Británicas. Un paraíso privado rodeado de aguas turquesas y arrecifes de coral propiedad del magnate inglés en el que es posible alejarse de lo cotidiano al ritmo que marca el mar, el sol y la naturaleza.

by hola.com

Es solo para unos pocos privilegiados. Porque son 28 huéspedes los que pueden reservarse en exclusiva o por suites independientes durante determinados periodos del año –las Celebration weeks- este enclave mágico que el propietario del grupo Virgin posee en el Caribe y que ha convertido en su hogar.

VER GALERÍA

El lujo de Necker Island está en dormir en sus estancias abiertas al mar: una casa grande con ocho habitaciones pensada para familias, sus tres casitas de estilo balinés construidas sobre el acantilado para maximizar las vistas y la brisa marina y otras tres en el centro de la isla que comparten una gran piscina central.

VER GALERÍA

Pero el lujo también está en descubrir algunos de los rincones caribeños más increíbles a bordo de Necker Belle, un catamarán de 32 metros de eslora, con capacidad para 8-12 personas y 7 miembros de tripulación, que puede reservarse en exclusiva.

VER GALERÍA

Para vivir una experiencia submarina, nada como subir a bordo del Necker Nymph, una aeronave submarina de última generación con la que es posible explorar el fondo marino hasta 40 metros de profundidad y disfrutar de ballenas, delfines, arrecifes de coral y los restos de algún naufragio que lleva siglos esperando a ser descubierto.

Los huéspedes también tienen a su disposición pista de tenis y una gran oferta de actividades acuáticas que van desde el esnórquel al buceo, pasando por kayak, windsurf, kite surf, esquí acuático... además de playas de arena blanca y aguas turquesa en las que degustar románticas barbacoas a la luz de la luna. Para los amantes de los animales salidas para observar los 250 flamencos y las seis especies diferentes de lemures que habitan en la isla.

VER GALERÍA

La mejor época para visitar este paraíso es de octubre a junio, del que se puede disfrutar, a través de Bru-Bru ((bru-bru.com/es) a partir de 6.600 € por persona para una estancia de tres noches.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie