Conjuntivitis infecciosas

por hola.com

Última revisión: 2010-04-10 por Dr. Ignacio Jáuregui Presa

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, que es la membrana mucosa que cubre el ojo y el interior de los párpados. Habitualmente, afecta a los dos ojos al mismo tiempo, aunque puede empezar en un ojo y extenderse al otro en uno o dos días. Las conjuntivitis infecciosas, causadas por un agente infeccioso (bacterias, virus o clamidias), se manifiestan generalmente de forma aguda. Pueden ser asimétricas, afectando más a un ojo que a otro. Existen numerosas causas para la conjuntivitis, y el tratamiento depende fundamentalmente de la causa. Es un afección muy corriente del ojo, que generalmente no es grave, aunque puede ser muy molesta.

Conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana es una infección causada por bacterias (estafilococos, estreptococos o hemófilus). Estos microorganismos pueden venir de la propia piel del enfermo, de sus vías aéreas superiores, o bien ser transmitidos por otra persona que tenga conjuntivitis. Algunos gérmenes, raros, pueden ser muy graves, como la pseudomona aeruginosa en los portadores de lentillas, o el bacilo diftérico en niños de 1 a 4 años, en un contexto de alteración del estado general.

De interés

Vea más artículos relacionados en nuestra sección 'Los ojos':

Consultas al médico

Vea consultas de nuestros usuarios en 'Pregunte al médico'

Conjuntivitis viral

La conjuntivitis viral se asocia a menudo a los catarros, y la causa más frecuente es un virus llamado adenovirus. Muy contagiosa, este tipo de conjuntivitis puede extenderse rápidamente de una persona a otra, e incluso ser responsable de verdaderas epidemias de conjuntivitis. Existen otros virus que también pueden causar conjuntivitis, el más grave de los cuales es el virus varicela-zóster, que causa el llamado herpes oftálmico.

Conjuntivitis por clamidias

Estas conjuntivitis son debidas a un organismo llamado Chlamydia trachomatis. Es un organismo que puede causar distintas enfermedades del ojo: el tracoma, las conjuntivitis de inclusión del recién nacido, las conjuntivitis de piscina de niños y adultos jóvenes, y las conjuntivitis asociadas a una enfermedad de transmisión sexual, llamada clamidiasis.

¿Cuál es la causa de las conjuntivitis infecciosas? Conjuntivitis bacteriana

Afecta habitualmente a los dos ojos. Los síntomas y signos suelen ser menores, si no hay complicaciones, y éstos son:

Conjuntivitis viral
Conjuntivitis por clamidias
¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis infecciosa? Conjuntivitis infecciosas en los niños

Los niños pueden desarrollar formas graves de conjuntivitis infecciosa, debido a sus débiles defensas inmunitarias. La conjuntivitis del recién nacido ocurre al contraer, durante el paso por el canal del parto, una infección debida a organismos tales como gonococos o clamidias. Para evitar este género de infección, suele ser habitual en muchos países administrar sistemáticamente antibióticos en colirio, o pomada oftálmica, a todos los recién nacidos.

Algunos bebés nacen con un desarrollo incompleto de sus vías lacrimales (obstrucción del conducto lacrimonasal). En estos niños es frecuente observar ojos irritados, aunque habitualmente la situación se normaliza por sí sola en pocos meses.

Las conjuntivitis infecciosas en los niños producen ojos rojos y párpados hinchados, y a veces, hemorragias bajo la conjuntiva. La córnea puede resultar afectada, y, en algunos casos, causar problemas permanentes en el ojo. Debe efectuarse una valoración precoz con toma de exudado conjuntival para cultivo, de forma que pueda administrarse lo antes posible el tratamiento adecuado.

Conjuntivitis bacteriana
Conjuntivitis viral
Conjuntivitis por clamidias
¿Cómo se trata la conjuntivitis? ¿Cómo se diagnostica la conjuntivitis?

La conjuntivitis puede ser diagnosticada habitualmente por el médico de cabecera, en función de los síntomas descritos y el examen de los ojos. Quizá sea necesaria una toma de exudado conjuntival para cultivo. En los casos graves o persistentes, puede ser necesaria la valoración por un oftalmólogo.

¿A qué debo prestar una atención especial?

En los casos graves o resistentes al tratamiento, o si aparece un deterioro de la visión, conviene comunicarse de nuevo con su médico, aunque se esté siguiendo el tratamiento correctamente.

¿Qué se puede hacer para evitar la conjuntivitis?
¿Cómo evoluciona la conjuntivitis habitualmente?

Incluso sin tratamiento, la mayor parte de las conjuntivitis mejoran espontáneamente en pocas semanas. Con el tratamiento apropiado, se aprecia generalmente una mejoría en pocos días.

Dr. Michel Maille, especialista en Oftalmología

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie