Chris O'Neill se explaya y habla de vacaciones y de todo lo demás: 'Magdalena de Suecia y yo queremos tener más hijos'

por hola.com

Chris O'Neill, el miembro de la Familia Real sueca más desconocido o peor conocido de todos (a menudo una percepción en nada se parece a la realidad), ha concedido al rotativo sueco Expressen una entrevista de verano, y, como toca, se explaya: habla sobre las mañanas de tenis y las noches de película en Solliden, acerca de los primeros pasos del príncipe Nicolas, del fuerte carácter de la princesa Leonore y de su deseo de ampliar la familia: Queremos tener más hijos. Tanto yo como Magdalena queremos una familia numerosa. Uno o dos hijos más.

VER GALERÍA

Chris O'Neill sale al paso de los últimos comentarios sobre él: 'Soy el que mantiene a la familia'​

Leonore de Suecia revoluciona el posado de verano de su familia

Fotogalería: Entramos en el piso de Nueva York que Magdalena de Suecia ha puesto en venta​


Londres, la espinita de los suecos
La noticia del traslado de la familia de la Princesa a Londres, cuando se esperaba su llegada a casa después de varios años en Estados Unidos, fue un jarro de agua fría para sus conciudadanos, pero se han acercado miles de kilómetros y ahora sus viajes al reino son frecuentes. De regreso en Suecia, en Öland y en el Palacio de Solliden, “un lugar fantástico” para disfrutar del merecido descanso, en palabras de Chris, hace balance de este primer año de vida en la capital británica, la espinita de los suecos: “Para mí fue como volver a casa, por supuesto. Para la princesa Magdalena era algo completamente nuevo pasar de Nueva York a Londres, pero ha funcionado maravillosamente bien. Nos mudamos para estar más cerca y que yo pudiera seguir haciendo mi trabajo. Ahora es mucho más fácil ir y venir a Estocolmo”.

Aunque Chris sigue viajando mucho, pasa la mayor parte de su tiempo en Londres y los viajes de trabajo a Zurich o a Milán son de ida y vuelta en el día, por lo que por las noches “puedo estar en casa con la princesa Magdalena y los niños”. Ellos son su prioridad y su orgullo. No puede disimularlo en sus continuas referencias a lo largo de toda la entrevista, pero además lo declara expresamente: “Tanto Magdalena de Suecia como yo pensamos que la vida no puede ser mucho mejor de lo que es hoy en día con estas dos pequeñas criaturas”.

VER GALERÍA

Primeros pasos para Nicolas y primeras lecciones para Leonore
Son completamente diferentes. Nicolas imita en todo a su hermana, a la que admira, y ya da sus “¡sus primeros pasos!”, anuncia Chris con la emoción con la que solo puede hacerlo un padre, y Leonore es todo un carácter y dará sus primeras lecciones en el jardín de infancia en otoño porque, de momento, no hay planes de vuelta a corto plazo: “No nos hemos fijado ningún límite de tiempo. Permaneceremos allí por lo menos dos o tres años. Luego veremos a ver qué pasa”.

Dice que Londres es mucho más favorable para los niños que Nueva York y que les dedican por lo general los fines de semana con salidas a los parques de Richmond Park y Hyde Park y a sus muchos museos, mientras que por las noches los cuatro se quedan en casa. Los cuatro que podrían ser seis un día: A Magdalena y a mí nos encantaría tener una familia numerosa, uno o dos hijos más, pero queremos esperar de momento y entregarnos cien por cien a Leonore y Nicolas”.

VER GALERÍA


Mañanas de tenis, noches de película en Solliden
Exprimen cada momento con ellos, pero en los maravillosos veranos reales en Solliden los comparten con los abuelos, los reyes Carlos Gustavo y Silvia. Todos se zambullen en unas vacaciones en familia con mañanas de tenis, en las que Magdalena y Carlos Felipe de Suecia bien pueden ser los rivales de Chis; con tardes de excursiones a las plantaciones de fresas y frambuesas de Öland, y noches de película con una pizza y clásicos como La caza del Octubre Rojo y series de éxito como The Good Wife, o de tertulia escuchando todas las historias del Rey.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie