Carlos Felipe de Suecia, un piloto arropado por sus suegros mientras la princesa Sofia vuelve al trabajo

por hola.com

Hace tan solo dos semanas Carlos Felipe y Sofia de Suecia paseaban su amor en Saint Tropez en compañía de los Reyes de Suecia, sin embargo, la luna de miel y las vacaciones familiares parecen dar sus últimos coletazos y los recién casados, poco a poco, vuelven a dejarse ver retomando sus compromisos. Este fin de semana el Príncipe competía en una carrera de automovilismo en Karlskoga y junto a él no ha estado su esposa, ha sido su familia política la que se ha encargado de animarle desde las gradas del circuito.

VER GALERÍA

Marie y Erik Hellqvist junto a su hija pequeña, Sara, y el novio de esta –que también estuvo presente durante la gran Boda Real que vivió Estocolmo el pasado 13 de junio- no quisieron perderse la carrera STCC en la que Carlos Felipe no pudo subir al podio, ya que quedó en la novena posición. Durante el tiempo libre que le dejó la competición, el Príncipe estuvo pendiente de sus suegros y su cuñada, con los que compartió muchos momentos de sonrisas y con los que parece tener una excelente relación.

Carlos Felipe y Sofia de Suecia, primeras vacaciones de casados con la Familia Real en St. Tropez

Sofia de Suecia 'abrió la veda': su hermana Lina también se casa este verano

Así será el debut de Sofia como Princesa de Suecia

La madre de Sofia, muy expresiva y sonriente, estuvo atenta a su yerno e incluso se pudo ver el gesto cariñoso en el que el Príncipe pasa el brazo por la espalda de la madre de Sofia. El padre de la Princesa, protegido del sol con un gorra, ya advirtió durante el discurso que dio en el banquete nupcial que era un gran aficionado a las carreras y con esta presencia en la carrera de Karlskoga ha quedado demostrado.

VER GALERÍA

La familia Hellqvist llenó así un importante hueco en el circuito y es que Sofia –que desde que comenzó su relación con el Príncipe ha sido una incondicional de las carreras- no pudo acudir ese día y se encontraba a 200 kilómetros de la carrera atendiendo algunas obligaciones con la fundación Project Playground, creada por ella en el año 2010 y de la que es Presidente Honorario.

Vestida con una chaqueta con el logo de la organización, la Princesa se fotografió con algunos de los presentes que subieron a las redes sociales el discreto encuentro. Según el medio sueco Svenskdam, Sofia había estado visitando el Husbyringen, el primer eco museo del país, y después se había reunido en un parque con los voluntarios y beneficiarios del proyecto, destinado a que niños, adolescentes y jóvenes con dificultades sociales.

VER GALERÍA

Esta fundación es una de las prioridades de la Princesa, así que no es de extrañar que en un lateral del coche que conduce su marido se puede leer, en letras bien grandes, el nombre y el logo de la organización, así como la bandera de Suecia con el nombre de la dinastía Bernadotte y un rótulo de la fundación creada por la reina Silvia (Childhood) y para la que trabaja su hermana, la princesa Magdalena.

Poco a poco, los recién casados vuelven a la normalidad, después de la romántica boda en el capilla del Palacio Real de Estocolmo, que se convirtió en el auténtico triunfo del amor tras cinco años de lucha por demostrar su amor. Ahora Suecia espera que su nueva Princesa se estrene en un acto oficial en solitario –ya que hasta ahora solo ha estado presente en el cumpleaños de Victoria de Suecia, una celebración en la que de forma tradicional acude toda la familia-, ese gran debut de Sofia ya está marcado en su agenda, tendrá lugar los días 26 y 27 de agosto en Värmland, la región sueca de la que es duquesa desde que contrajo matrimonio con uno de los príncipes más guapos de Europa.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie