Ari Behn: su relación con la Familia Real noruega a través de sus obras

La relación de Ari Behn con la Familia Real noruega a través de sus obras

Tanto sus libros como sus cuadros dejaban entrever algunas de sus vivencias durante su matrimonio con la princesa Marta Luisa

por hola.com

"Muchos salen afectados cuando un matrimonio se rompe. Es malo y triste, también para los que estamos alrededor. Queremos a Ari y estamos agradecidos por todo lo que hemos vivido juntos como familia. Nos gustaría mantener una buena relación con él en el futuro". Estas fueron las palabras de los reyes Harald y Sonia de Noruega cuando su hija, la princesa Marta Luisa, se separó de Ari Behn en el verano de 2016. Fueron 14 años de relación en los que el escritor intentó encontrar su lugar, aunque en muchas ocasiones terminó convirtiéndose en el centro de la polémica por su manera de actuar o sus contundentes declaraciones sobre la familia de su esposa.

VER GALERÍA

Actor, escritor, diseñador, director de documentales, pintor… Ari fue un hombre de múltiples facetas y tenía muy claro lo que quería reflejar en todas ellas. "Mi historia está ahí. Siempre me han fascinado los artistas y escritores que retratan una vida vivida y la vida está conectada con el arte", dijo en una entrevista al periódico noruego Nettavisen. "Es una puesta en escena que hago y cuento historias. Toda la experiencia humana es interesante para mí. Todos pasamos por diferentes fases de la vida: dolor, pérdida, felicidad y alegría. Eso es lo que conecta con el público", aseguraba. 

- Ari Behn, exmarido de Marta Luisa de Noruega, se suicida a los 47 años

Por eso, el exmarido de la princesa Marta Luisa encontraba en sus vivencias la mejor inspiración. Muchas de ellas tuvieron lugar durante sus años de matrimonio, por lo que inevitablemente le sirvieron para plasmar en ellas todo lo que sintió durante su etapa como miembro de la Familia Real noruega. Coronas, castillos, vestidos de gala... Este fue el cuadro que más expetación causó, ya que retrató a una princesa con su corona y su banda de color azul junto a unos mensajes que decían: "Ohhh, estos royals" y "100 golpes antes de irme". Muchos vieron en esta obra un claro mensaje hacia su familia política, aunque él nunca quiso pronunciarse al respecto y se limitó a decir: "La gente lo interpreta como quiere".

VER GALERÍA

Ari nunca tuvo reparos en dar su opinión sobre todo tipo de temas y hablar con claridad sobre sus sentimientos, por muy oscuros que fuesen. "Voy a morirme solo, sin ninguna compañía. Solo y amargado", dijo a la revista noruega Massiv en 2009. El artista reconocía que era "terco y rebelde por naturaleza", que había nacido paranoico y que tenía una crisis nerviosa por lo menos una vez al día. "Sé que mis guardaespaldas siempre velan por mi seguridad, pero no hay día que yo no mire por encima de mi hombro por lo menos cien veces. No tengo miedo a morir. Sólo tengo miedo a no ver quién está en el campo de tiro", aseguraba. "Reconozco que soy un compañero de viaje muy difícil. Creo que más tarde o más temprano se verán obligadas a echarme de casa a patadas", decía sobre sus tres hijas el escritor noruego, que era consciente de lo complicado que era vivir con él. 

Respecto a su relación con Marta Luisa, al poco tiempo de separarse dijo: "No hay mucho que hacer. Es un infierno este momento. Vivo de repente una vida nueva". Parecía que ya presagiaba el que sería su libro más polémico, que precisamente tituló Infierno, y en el que contaba cómo había sido su vida después de pasar 14 años al lado de la hija de los Reyes de Noruega. "Soy un payaso. Visto con más clemencia, soy una persona cualquiera y un actor. Para muchos soy un loco", dijo durante la presentación dle libro el año pasado. 

VER GALERÍA

Con la misma naturalidad se refirió en una ocasión a su suegra. "Si pudiese, la reina Sonia a veces me asesinaría. Cree que he cometido muchos errores", dijo de manera contundente en una entrevista que concedió a Vanity Fair en el año 2013. Durante su matromonio también tuvo una relación muy particular con su cuñado, el príncipe Haakon de Noruega. De hecho, dicen que le debe la vida. Se encontraban de vacaciones en la granja Bloksbjerg, situada en la isla de Hankø, que ha sido propiedad de la Familia Real noruega durante varias generaciones, y decidieron hacer una excursión en kayak. Ari Behn vivió un susto tremendo cuando volcó y se quedó boca abajo en el agua. "Pensé que se acercaba mi final (...) Me estaba ahogando", contó el verano pasado. Entonces, el príncipe Haakon fue en su auxilio y llegó justo a tiempo, evitando que pasara una desgracia. "El Príncipe me salvó ese día. Si él no hubiera estado allí, las consecuencias habrían sido fatales para mí", contó a la revista Se og Hør.

A pesar de que hace años que se separó de Marta Luisa, todos lloran su pérdida. "Con gran tristeza, la Reina y yo hemos recibido el mensaje del fallecimiento de Ari Behn. Ari ha sido una parte importante de nuestra familia durante muchos años, y tenemos recuerdos cálidos y afectuosos de él. Estamos agradecidos de haberle conocido. Lamentamos que nuestras nietas hayan perdido a su amado padre", han dicho los soberanos noruegos en un comunicado. Por su parte, el príncipe Haakon y la princesa Mette-Marit han confesado: "Para nosotros, Ari fue un buen amigo, un querido miembro de la familia y un tío maravilloso, con quien compartimos muchos de los pequeños y grandes momentos de nuestra vida. Con gran tristeza hemos recibido el mensaje de su fallecimiento. A todos nos gustaba mucho Ari. Nuestros pensamientos están especialmente con Maud, Leah, Emma, ​​la princesa Marta Luisa y la familia de Ari". 

Loading the player...

Repasa en este vídeo la vida de Ari Behn

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie