noruega

Ni Mette Marit pudo contener la risa... Las bromas del rey Harald sobre la noticia de su propia muerte

"El rumor de mi fallecimiento es significativamente exagerado", comentó anoche el rey Harald durante su discurso en la tradicional cena de gala a los miembros del Parlamento

por hola.com

Harald de Noruega demostró anoche genio y figura hasta... sobre la sepultura. Y es que el soberano hizo alarde de gran sentido del humor durante su discurso de bienvenida a los representantes parlamentarios en el Palacio Real bromeando acerca de una información sobre su propia muerte. “Como habrán adivinado, la noticia de mi fallecimiento se exagera significativamente, aunque los editores del país tuvieron una impresión ligeramente diferente el pasado mes de septiembre”, dijo a sus invitados del Parlamento durante su intervención en la tradicional cena de gala en palacio haciendo alusión a su obituario que la agencia de noticias noruega NTB publicó accidentalmente casi al completo semanas atrás. “El único que se ha ido al más allá esta noche es el alce que pronto nos servirán”, remató con el brillo en la mirada. Este año, como el anterior, el plato principal era una pieza de caza del rey Harald.

VER GALERÍA

Los reyes Juan Carlos y Sofía acompañan a Harald y Sonia de Noruega en su 80º cumpleaños

La misteriosa barba de quita y pon de Haakon y otras curiosidades de la celebración real en Noruega

Arrancan las celebraciones por el 80º cumpleaños de Harald y Sonia de Noruega

Noruega no estaba de luto. No. La picardía de la Primera Ministra de Noruega, Erna Solberg, con la que reía la gracia de Su Majestad y la espontánea diversión de la princesa Mette-Marit ante la ocurrencia ponían en evidencia el rumor. El Rey no estaba muerto. Nada más lejos de la realidad. Las carcajadas del monarca durante la velada pudieron confirmar que estaba en buena forma. Pero aprovechó la coyuntura para dar un toque de atención al tono utilizado en las redes sociales (“las palabras que empleamos nos afectan a todos”) y se puso serio para tratar asuntos importantes que a todos concernían.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Hizo hincapié en la responsabilidad de toda la ciudadanía en el fortalecimiento de la democracia con una activa participación en la vida política y social en el contexto de unas elecciones libres y pacíficas; subrayó la necesidad de reducir el desempleo (“la búsqueda de trabajo ha adquirido una nueva dimensión en la era de la inteligencia artificial: lamentablemente, el mundo parece estar más caracterizado por la emoción y la división que por la cooperación”); recordó la obligación de limitar la contaminación (“el cambio climático está presente todos los días, más recientemente durante la gran inundación en el sur de Noruega”) y abogó por reducir la tensión (“todos tenemos una voz y un idioma. Cuando dialogamos, podemos crear grandes cosas juntos y resolver juntos nuestros desafíos”). Terminó con las pertinentes palabras del poeta noruego Tor Jonsson: “Vivir es ser grandioso como uno es”.  Y Harald de Noruega anoche estuvo grandioso.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie