monaco-laagencia

El bigote está de moda… Los Grimaldi lo demuestran

Alberto de Mónaco y sus sobrinos, Pierre Casiraghi y Louis Ducret, acudieron a un partido de fútbol en Mónaco con vello en el labio superior

por hola.com

Las mujeres de la Casa Real de Mónaco marcan estilo, elegancia y glamour allá por donde van. Sus apariciones públicas marcan tendencia y ponen de moda los diseños en los que aparecen. Charlene, Carolina, Estefanía, Carlota, Beatrice Borromeo y Tatiana Santo Domingo son admiradas por la elección de sus estilismos, pero ahora los que se han apuntado a seguir los dictámenes de la moda son ellos, los varones de los Grimaldi que se han atrevido a lucir bigote, una de las corrientes más en boga entre el público masculino. 

VER GALERÍA

Alberto de Mónaco y sus sobrinos, Pierre Casiraghi y Louis Ducret, acudieron hace unos días a un partido de fútbol de la Champions League que disputó el Mónaco contra el Besiktas y los tres aparecieron luciendo bigote y vistiendo de manera muy similar con chaqueta oscura y bufanda conmemorativa del partido al cuello. Desde septiembre el príncipe Alberto empezó a lucir vello en su labio superior, una imagen que recordaba mucho a su padre, el príncipe Rainiero, que hizo del bigote su seña de identidad. 

Al marido de Beatrice Borromeo, que apareció en la grada con un frondoso bigote acompañado de barba, es más habitual verle con vello facial. El tercero de los Grimaldi que se apuntó a este cambio de imagen fue Louis, el hijo de 24 años que tuvo la princesa Estefanía con Daniel Ducret, que apostó por llevar el bigote más fino y que le daba un aire muy sofisticado de galán de Hollywood. 

VER GALERÍA

Los tres disfrutaron de lo lindo del encuentro y no estuvieron solos en el palco. Junto a ellos se pudo ver a Marie Chevallier, la novia desde hace años de Louis y que ya se ha convertido en una más dentro de la Familia del Principado. Vestida de negro y sentada al lado de su novio, la pareja demostró, de nuevo, lo bien compenetrados que están y que su relación marcha viento en popa. 

Aunque entre los miembros de la realeza, la mayoría de los hombres lucen completamente rasurados, cada vez son más los que se atreven a lucir vello en la cara. Uno de los reyes que ha incorporado la barba, desde hace tiempo, a su día a día ha sido Felipe VI. También Guillermo de Luxemburgo, Haakon de Noruega, Harry de Inglaterra o Federico de Dinamarca son algunos de los príncipes a los que le gusta ir sin afeitar. 

VER GALERÍA

Fuera de las Casa Reales, el bigote también se ha vuelto a poner de moda y son muchos los rostros conocidos del mundo del espectáculo y la moda que lo llevan en su día a día como el modelo Jon Kortajarena, el músico Pablo Alborán, o Joe Jonas, exmiembro de la banda Jonas Brothers que hace unos años inició su carrera musical en solitario. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie