El lado más desconocido y divertido de Alejandra de Hannover

La hija de la princesa Carolina participó en una competición de patinaje, ante la atenta mirada de su madre Carolina de Mónaco

por hola.com

Alejandra de Hannover ha vuelto a dar el salto. Y la pirueta, la cabriola y el tirabuzón, dando muestras de ser toda una princesa de la danza, durante su participación en el gran premio ISU Júnior de patinaje artístico en Linz ante la orgullosísima mirada de Carolina de Mónaco y el equipo.

La princesa Alejandra interpretó dos ejercicios como representante de Mónaco. De negro y con coleta, la hija de la princesa Carolina dio muestras de su don artístico sobre el hielo durante poco más de cuatro minutos con la coreografía Moon river; en el segundo, encantadora de rosa y recogido de trenza, se convirtió en la lady de las pistas con My fair lady. Al término de su actuación, la princesa Alejandra, con la chaqueta reglamentaria del equipo monegasco, blanca y con el escudo, concedió una simpática entrevista al campeón europeo de 2008, Tomas Verner.

- Hola a todos y bienvenidos al Gran Premio ISU Junior de patinaje artístico en Linz. Soy Thomas y estoy con mi amiga Alexandra de Hannover, alias la princesa. Para dejar una cosa clara para comenzar la entrevista, ahora que formas parte de la familia del patinaje, ¿hay algún protocolo para dirigirme a ti o puedo llamarte simplemente Alex?

- Claro, llámame Alex.

- ¿Todo el mundo puede? ¿no habrá ningún problema con el servicio secreto?

No, todo el mundo.

- La primera cuestión es obvia, ¿cómo comenzaste a patinar en Mónaco y dónde encontraste una buena pista de patinaje allí?

Comencé en Navidad cuando tenía unos 10 años y después quise dar lecciones. Hay una pequeña pista en Mónaco, en realidad es una piscina y en invierno hay como un mercadillo y convierten la piscina en una pista de patinaje y dan lecciones. Así que empecé allí y poco a poco comencé a dar más clases.

- Así que podríamos esperar que en los Juegos Olímpicos de invierno patines y en los de verano, hagas natación

No creo, (risas) pero mantengo abiertas mis opciones.

- La segunda pregunta es quién te guió en el patinaje, cuál fue tu motivación, ¿quizás la tradición olímpica de tu tío Alberto?, que fue cinco veces olímpico, si no recuerdo mal. ¿Fue él tu mayor motivación?

Bueno, realmente no. Yo le admiro, pero no pienso en él en ese sentido, es mi tío. Seguramente la mayor motivación para mí es Carolina Kostner (-patinadora artística italiana dos veces campeona del mundo y cinco de Europa-), porque me inspira.

VER GALERÍA

- Lo siento, príncipe Alberto no eres la principal motivación para el patinaje artístico, pero aún eres un héroe para ella; de todos modos queremos a Carolina así que...

Sí, queremos a Carolina.

- Te conozco desde hace un par de años y sé que has participado en algunos grandes eventos así que ¿por qué has decidido competir este año en el Campeonato Junior, una competición seria?. ¿Qué es lo que te hizo competir?

Soy afortunada de estar aquí porque Mónaco es un país pequeño y no somos muchos patinadores. Tuve la oportunidad de estar aquí, y ¿por qué no?

- Es una buena respuesta, ¡por qué no! ¿Prefieres la competición o la exhibición, son cosas muy diferentes?

Lo son, pero me pongo nerviosa en ambas así que no es tan diferente; hay focos y están aquí los jueces. Trato de tomarme las dos de manera seria, pero también me divierto.

- Así que no te importaría que se apagaran las luces y sólo hubiera un foco que te enfocara en tu presentación, ¿no?

No sé, bueno, el tener atención lo hace más difícil, pero me gusta.

En la charla se pudo ver no sólo el lado más divertido del entrevistador sino también el de la Princesa, risueña y que no dejó de bromear con Tomas. Este empezó a preguntarle a Alexandra si practicaba otros deportes como el monopoly o comer un determinado alimento en un tiempo limitado, bromas a las que la hija de la princesa Carolina respondió con naturalidad y cercanía, sin poder contener las carcajadas.

VER GALERÍA

Entonces el entrevistador le hizo un cuestionario rápido en el que Alexandra respondió:

- ¿Coco o chocolate?

Chocolate.

- ¿Montaña o mar?

Montaña.

- ¿Libros o películas?

Películas.

- ¿Aviones o trenes?

Aviones.

- ¿Vaqueros o vestido?

Vaqueros.

"Ahora ya la conocéis un poco mejor", continuó Tomas. "Te deseo lo mejor en la temporada. Si tienes algo que decir al resto de patinadores, el micrófono es tuyo". "Divertíos y pasadlo bien " respondió la Princesa. "Este es el consejo de Alex, que es la única patinadora que ha terminado el ejercicio con una gran sonrisa en la cara" concluyó Tomas. Y tenía razón.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie