Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo: después de una boda sin fin, ¿dónde pasan su luna de miel?

Los recién casados se relajan tras sus cinco días de nupcias en el yate 'Pachá III' junto a Carolina de Mónaco, Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo y sus dos hijos

por hola.com

Después de una boda infinita, con sus cinco días de nupcias y sus seis cambios de vestidos nupciales, Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo disfrutan de una luna de miel en familia, tal y como informan Oggi y la revista italiana Diva e Donna con fotos exclusivas. Los recién casados se relajan en el yate de los Grimaldi, el Pacha III, en aguas de la Costa Azul, pero como ya hemos dicho no están solos. A la pareja, que selló sus siete años de amor con un final digno del mejor cuento de hadas, un doble enlace -civil en Mónaco y religioso en el lago Maggiore- junto a cientos de célebres invitados llegados de todas partes del mundo, les acompañan ahora Carolina de Mónaco, madre de Pierre; su hermano Andrea Casiraghi junto a su mujer, Tatiana Santo Domingo, y sus hijos, Sasha e India, así como algunos amigos comunes.

VER GALERÍA

Se desconoce si Pierre y Beatrice han disfrutado de algunos días solos en un paraíso secreto tras la carrera de celebraciones, que incluía el bautizo de India Casiraghi entre sus dos bodas, o si se reservarán algunas semanas para ellos después de surcar el Mediterráneo y antes de reincorporarse al trabajo. Sea lo que sea, se verá. Lo que sí es claro es que los flamantes esposos viven la hora más dulce del amor y que no se dejan intimidar ni por el acompañamiento ni por las cámaras. Ajenos al resto del mundo, los recién casados aderezan sus momentos de intimidad a la hora del buceo, de los baños de sol y mar, de las charlas familiares... con un derroche de besos apasionados y abrazos. Son las mieles de su vida de casados.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie