Alberto de Mónaco, entre biberones y pañales, se confiesa feliz en su papel de padre

por hola.com

No podía no mencionar a sus mellizos. Alberto de Mónaco concedió una amplia entrevista al periódico Nice Matin para hablar de los acontecimientos que han marcado su vida en la última década, ahora que está a punto de celebrar el décimo aniversario de su ascenso al trono. Y por supuesto se refirió al nacimiento de los pequeños Jacques y Gabriella y sacó a relucir su pasión de padre: "Son maravillosos".

VER GALERÍA

Su familia es su orgullo, probablemente su mayor logro, y así lo proclama: "En primer lugar, creo en nuestro matrimonio, en nuestros hijos, su bautismo". El Príncipe se explayó sobre su rol de padre y reveló que la llegada al mundo de los mellizos los príncipes Jacques y Gabriella, el pasado 10 de diciembre, fue uno de los mejores momentos de su vida. Los jefes, como se refirieron a los pequeños en su primera entrevista tras el nacimiento, no les exigen demasiado: “Siguen siendo muy buenos, excepto cuando tienen hambre, como todos los niños. Ahora, empiezan a moverse mucho. Casi logran gatear. Están muy espabilados y curiosean y sonríen todo el tiempo”.

Dos mellizos que no son idénticos. No se parecen físicamente -en el Bautizo Real no hizo falta fijarse en el monograma bordado en el faldón de cristianar o en si el chupete es azul o rosa para distinguir al marqués de Baux, más Wittstock, de su hermana melliza, más Grimaldi- ni temperamentalmente: "Gabriella parece ser un poco más tranquila y Jacques más activo".

VER GALERÍA

Sus muchas obligaciones no le permiten disfrutar de sus hijos tanto como querría, pero ejerce de padrazo en sus pocos ratos libres: “No tengo el tiempo que me gustaría para estar con ellos durante el día. Los veo especialmente tarde en la noche o temprano en la mañana, que no es fácil. Cuando se despiertan, trato de pasar algún tiempo con ellos, compartir pequeños juegos. Y, cuando tengo la oportunidad de estar allí en el momento adecuado, les doy el biberón o les cambio los pañales. Espero organizarme bien durante el verano para poder pasar más tiempo con ellos”.

No dejó pregunta sin responder. Alberto de Mónaco también contestó a los rumores de crisis de la pareja real: “Todo marcha maravillosamente bien entre Charlene y yo. Lo habéis podido ver recientemente: he estado en Córcega con ella esta misma semana, y no creo que hayamos dado la imagen de una pareja al borde la ruptura”. Se puede decir más alto, pero no más claro.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie