El Palacio del Principado desvela quiénes serán los padrinos de los príncipes Jacques y Gabriella, mientras Mónaco se prepara para el bautizo

por hola.com

Faltan apenas tres días para el bautizo del príncipe Jacques y la princesa Gabriella de Mónaco, un acontecimiento que los príncipes Alberto y Charlene de Mónaco quieren compartir con todos los monegascos, y que nadie se quiere perder. El próximo domingo a las 10:30 de la mañana la Catedral de San Nicolás acogerá la celebración bautismal a la que asistirán miembros de la Familia Real monegasca y de la familia de Wittstock, y para la que el país ya se está preparando, no en vano llevan 56 años sin bautizar a un heredero.

VER GALERÍA

Poco a poco, a cuentagotas, se van conociendo algunos detalles de lo que acontecerá en el gran día. El Principado de Mónaco acaba de anunciar oficialmente a escasas 72 horas de la ceremonia quiénes serán los padrinos de los mellizos. A diferencia de Alberto de Mónaco, que tuvo al príncipe Luis de Polignac y a la reina Victoria Eugenia de España como mentores, a sus hijos no les apadrinará ningún miembro de la realeza extranjera, sino familiares de las distintas ramas.

Los padrinos del Heredero, por supuesto, están emparentados con el soberano monegasco, mientras que los de su hermana están relacionados con la Princesa consorte: Christopher Le Vine Jr., hijo de uno de los primos hermanos del príncipe Alberto por parte de la princesa Gracia, y Diane de Polignac Nigra, por parte del padre de Raniero de Mónaco, velarán por el príncipe Jacques. Harán lo propio con la princesa Gabriella Gareth Wittstock, hermano de la princesa Charlene, y la sudafricana Nerine Pienaar, esposa de François Pienaar, el exjugador de rugby sudafricano que, como capitán de los Springboks, lideró a su selección en su victoria de la Copa Mundial de Rugby de 1995, cuya hazaña y amistad con Nelson Mandela inspiró la película Invictus.

-Así contó ¡HOLA! el bautizo real de Alberto de Mónaco

-Todos los Grimaldi en la presentación oficial de Jacques y Gabriella de Mónaco

Después de recibir las aguas bautismales en el mismo templo en el que se casaron los príncipes Raniero y Grace, los Príncipes recorrerán las calles del Principado hasta llegar a las doce de la mañana a la plaza del Palacio. Un tramo que según Monaco Matin, el matrimonió realizará a pie mientras que los pequeños harán en un coche por motivos de seguridad.

VER GALERÍA

Sin embargo, esto no será un impedimento para ver a los bebés -que es lo que los monegascos esperan con impaciencia, puesto que no ocurre desde el pasado 7 de enero cuando tuvo lugar la presentación oficial-, ya que las celebraciones se verán en directo a través de la televisión monegasca desde las diez de la mañana y en la propia plaza de Palacio, donde se ha instalado una pantalla gigante.

Una vez allí, se celebrará una ceremonia de condecoración en el Salón de los Espejos, donde el príncipe heredero Jacques será distinguido con la Gran Cruz de la Orden de Grimaldi y la princesa Gabriella con la Gran Oficial de la Orden de los Grimaldi. Asimismo, el padrino y la madrina príncipe Jacques serán nombrados miembros de la Orden de San Carlos y los de la princesa Gabriella serán reconocidos con la Orden de los Grimaldi. Se espera que antes o después de este acto los cuatro se asomen al balcón para repetir la feliz estampa.

VER GALERÍA

Como viene siendo habitual, los Príncipes quieren que esta celebración sea un motivo de encuentro con los monegascos. Así que el Palacio ha hecho llegar la invitación por todos los medios, desde el tradicional periódico a un evento creado en su página de Facebook, que está sirviendo para que la gente se involucre y prepare el día.

A través de esta red social muchos envían sus bendiciones, algunos preguntan si hay un lugar habilitado para depositar ramos de flores, hay quien lamenta no estar ese día en Mónaco por motivos laborales y muchos los que cruzan los dedos para que el sol resplandezca ese día sobre el Principado. Plegarias que parece que serán atendidas, ya que el domingo se espera un día despejado con unas temperaturas en torno a los 20º.

De los 37.000 habitantes que hay en Mónaco, más de 2.300 son los que han confirmado su asistencia por esta vía, mientras un centenar se lo está pensando. Aunque si bien es cierto que muchos son los que acudirán a la vieja usanza, pues si algo es tradición en Mónaco es que los Príncipes inviten a los habitantes y a los residentes a todos los eventos destacados en su vida.

VER GALERÍA

Y si los monegascos no quieren perderse el gran día tampoco lo harán unos 600 habitantes del cantón francés de Mur-de-Barrez, en donde se sitúa la región histórica de Carladés. Un territorio con fuertes vínculos históricos con la Casa Grimaldi, del que la princesa Gabriella lleva el título de condesa de Carladés. Según publica el centro de prensa de Aveyron, de allí partirá una delegación que ha sido invitada por el Principado y que también aportarán su folclore tradicional a la celebración, pues entre ellos van músicos y bailarines.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie