Un bautizo, una boda y varios aniversarios... Las celebraciones que les esperan a los Grimaldi

por hola.com

Llegan fechas muy señaladas para la Familia Real de Mónaco. Meses de grandes acontecimientos -bautizos, aniversarios, bodas…- a cuál más memorable, que volverán a convertir al pequeño gran Principado en centro de todas las miradas.

La primera celebración está a la vuelta de la página y volverá a tener como protagonistas a los más pequeños de Palacio: el próximo 10 de mayo asistiremos en la catedral de San Nicolás al bautizo real de los príncipes Jacques y Gabriella, los mellizos de Alberto y Charlene de Mónaco.

VER GALERÍA

Los soberanos compartirán esta gran ocasión con el pueblo monegasco. Todos los residentes del Principado están invitados a presenciar el recorrido que harán los pequeños desde la Catedral al Palacio, un paseo que traerá a la memoria a aquel otro inolvidable itinierario de los príncipes Alberto y Charlene con motivo de su boda. Para aquellos que no puedan acercarse, la ceremonia será televisada, todas las facilidades para no perderse el bautizo real del Heredero de la Corona.

Han pasado 56 años desde que el pequeño Alberto de Mónaco, que ostentaba entonces el título de Marqués de Baux, recibiera el sacramento dormido plácidamente entre los brazos de la princesa Grace, mientras una salva de aplausos llovía sobre él en la tarde del 21 de abril de 1958.

VER GALERÍA

La ceremonia permitirá volver a ver a los niños. Desde el pasado 7 de enero, cuando fue la presentación oficial de los mellizos y se asomaron por primera vez al balcón principal del Palacio ante la mirada de casi toda la familia Grimaldi, no han vuelto a aparecer públicamente los hijos de los Príncipes, que vinieron al mundo el 10 de diciembre.

La siguiente cita señalada en rojo es la esperada boda de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo. No será el 20 de abril, como se dijo en un principio, pero sí en verano. El entorno de la pareja asegura que el hijo de la princesa Carolina y la condesa Borromeo celebrarán su matrimonio durante las vacaciones estivales. A falta de confirmar oficialmente los lugares, sus amigos vuelven a señalar que, a finales de julio, el palacio Grimaldi abrirá sus salones para el primer “sí, quiero” –el matrimonio civil- y el 1 de agosto, en el lago Maggiore, donde la familia Borromeo posee tres islas, se oficiará la boda religiosa.

VER GALERÍA

Antes, quién sabe si para relajarse por los nervios de la boda, la pareja y Andrea Casiraghi, que acaba de ser papá de una niña, soltarán adrenalina el 6 de junio cuando participarán en la regata Yatch Club en la Bahía de Mónaco a beneficio de Collectif Humanitaire y La Maison Notre Dame Paix.

VER GALERÍA

Alberto y Charlene de Mónaco revivirán en el enlace de Pierre y Breatrice su propia boda apenas unos días después de haber celebrado a principios de julio su cuarto aniversario de casados y los diez años de reinado de Alberto II, otro momento para disfrutar en familia y con todo el país. Durante las celebraciones del 11 de julio para marcar la primera década del soberano en el trono -sucedió a su padre Raniero III de Mónaco en abril de 2005-, se ha acordado que se haga entrega del regalo que el pueblo monegasco quiere otorgar a los mellizos con motivo de su bautizo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie