Carlota Casiraghi abandona Los Ángeles sin despejar las dudas de su supuesto embarazo

por hola.com

Nada más saberse que Carlota Casiraghi se encontraba en Los Ángeles en las vísperas a los Oscar, se dispararon las expectativas de la gran noche con la posible aparición estelar de la heredera del glamour de Grace Kelly. Era un sueño ver a Carlota, estos días en el punto de mira por los rumores de embarazo, desfilar rodeada de estrellas en la alfombra roja más famosa del cine como hace sesenta años lo hiciera su oscarizada abuela.

VER GALERÍA

Pero nos despertamos. Carlota Casiraghi no se dio cita en el Teatro Dolby para asistir al acontecimiento más esperado en Hollywood, aunque sí abandonaba Los Ángeles junto a su hijo, Raphaël, al día siguiente de los Oscar. La hija mayor de Carolina de Mónaco, que no monta a caballo desde diciembre, tampoco despejó las dudas sobre su supuesto embarazo en el aeropuerto de LAX. Más bien todo lo contrario: opta por el silencio, como siempre, y en alguna que en otra ocasión juega al despiste con prendas XXL, pero también sospechosas posturas premamá.

Carlota, que se mostró muy cariñosa con el que hoy por hoy es el único niño de sus ojos y muy sonriente en todo momento, llevaba esta vez un amplio chaquetón tres cuartos de color gris jaspeado y jersey largo, para distracción de aquellos que buscan la confirmación o el desmentido de su estado en el aumento de talla, y para completar su atuendo de tendencias un sombrero negro tipo Fedora y unos vaqueros pitillo. Toda una legión de fotógrafos perseguía cada uno de sus movimientos y, cuando se quitó las prendas de abrigo y se quedó en camiseta, ni que decir tiene que el perfil de Carlota acaparó todos los flashes. Instantáneas que, a día de hoy, no ofrecen ningún tipo de revelación certera. De ningún signo.

VER GALERÍA

La hija mayor de Carolina de Mónaco había estado la última semana en Los Ángeles con Gad Elmaleh y su niño. Juntos paseaban estos días de atrás por las avenidas hollywoodienses que bullían con la emoción de que pronto se conocería a los agraciados que subirían al pódium de los mejores del séptimo arte. El cómico francés había estado con su espectáculo en San Francisco la pasada anterior, triunfando igual que en Europa, donde las entradas para sus montajes previstos para el mes de abril están agotadas. La corte celestial de Hollywood no tuvo el honor de contar con su real presencia. Al final no pudo ser, pero tal vez será.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie