Skip to main contentSkip to footer
camilla getty© Getty Images

La Familia Real británica está divida en ramas que se extienden pero no se tocan

La reina Camilla acude a un acto oficial con su hijo: la simbólica presencia de los Parker Bowles

Los hijos y nietos del primer matrimonio de la reina consorte vivieron años en la sombra, pero todo cambió con la llegada de Carlos III al trono


Actualizado 10 de junio de 2024 - 19:17 CEST

Este fin de semana en el Palacio de Hampton Court, una de las residencias reales menos conocidas de la Familia Real británica, se celebró el festival del club de lectura que la reina Camilla puso en marcha durante la pandemia, The Queen’s Reading Room. Allí, en el histórico enclave del Middlesex que un día fue la casa favorita de Enrique VIII, la mujer de Carlos III se unió a escritores, actores y lectores en torno a la que es una de sus iniciativas más personales, pero que forma parte de su listado de actividades públicas. La sorpresa es que reina Camilla acudió acompañada de su único hijo, Tom Parker Bowles y esto sí que es una novedad, ya que él no forma parte de la vida oficial.

La reina Camilla acude a un acto oficial con su hijo© Getty Images
La reina Camilla en el Palacio de Hampton Court junto a su hijo, Tom Parker Bowles, en un festival de su club de lectura

Cierto es que no se trata de un acto de Estado, ni de un compromiso de la máxima relevancia institucional, en cuyo caso se requiere la presencia del soberano o de su heredero, pero sí es un proyecto oficial que Camilla desempeña como reina y no a título personal. Así que la presencia de su hijo Tom viene a reforzar la idea que ya lanzaron durante su coronación, que ella se iba a apoyar en su gente, es decir, su hermana Annabel Elliot, y sus dos hijos, Tom y Laura. Sobre todo ahora que el rey Carlos tiene que medir su agenda, reservarse para los actos ineludibles, mientras prosigue con su tratamiento contra el cáncer.

Los hijos de Camilla toman la primera fila mientras el príncipe Harry queda relegado a la tercera

El hijo de Camilla responde a los dardos que el príncipe Harry lanzó sobre su madre en su biografía

Carlos y Camilla, como reyes británicos, están cambiando la configuración de lo que ha sido durante siglos la casa real. Es decir, los Windsor no se habían visto en una situación como esta. En la que tanto el rey como la reina consorte tuvieran otras familias antes de su matrimonio, de modo que el escenario actual es tan peculiar como representativo de la sociedad británica del 2024. A sus 76 años la reina Camilla ha dejado claro que está dispuesta a servir a la Corona, pero también que quiere disfrutar sus triunfos -este proyecto lo es, ya que empezó tímidamente en el 2020 y no ha parado de crecer- a lado de sus hijos y nietos, que evidentemente están totalmente fuera de institución, ya que las generaciones siguientes están representadas a nivel institucional por el príncipe Guillermo y su hijo, el príncipe George.

La reina Camilla acude a un acto oficial con su hijo© Getty Images
Cierto es que no se trata de un acto de Estado, ni de un compromiso de la máxima relevancia institucional, en cuyo caso se requiere la presencia del soberano o de su heredero, pero sí es un proyecto oficial que Camilla desempeña como reina y no a título personal. 

La Familia Real británica ha quedado divida así en ramas que se extienden pero no se tocan, en cierto modo, van por libre: por un lado está Carlos III, siempre apoyado por Camilla, y, por otro, están los príncipes de Gales y sus hijos, pilar de la institución pero no para los proyectos de una reina que nunca podría llegar a ser, dado el caso, una reina madre, ya que no es la madre del futuro rey. La otra rama, la que en un principio estaba destinada a ocuparse de asuntos de menor calado, pero fundamentales era la del príncipe Harry, el otro hijo del rey, sin embargo, esta posibilidad se terminó en el año 2020 con su sonada salida.

Te recomendamos

La coronación de Carlos III y Camilla marcó un antes y un después

Lo que en a comienzos de los dos mil parecía imposible ya se ha hecho realidad: la reina Camilla, convertida en un peso pesado de la monarquía británica y con poder para decidir de quién se rodea. No está mal para una persona que durante años pasó todas las Nochebuenas cumpliendo con unas tradiciones, las de los Windsor en Sandringham, que no incluían a sus hijos y nietos. El "hasta aquí hemos llegado" sucedió, como cabía esperar, el día de su coronación. Ese 6 de mayo de 2023 la reina Camilla reclamó para ella y para los suyos un espacio propio, y así se estableció un nuevo orden: los hijos y nietos de Camilla (también su hermana, que tuvo un lugar de honor junto a la reina) ocuparon la primera fila en la Abadía de Westminster, mientras que al príncipe Harry (en solitario, porque a estas alturas es evidente que Meghan hay situaciones por las que no va a pasar) se le asignó una tercera fila, la Casa Real británica dejó claro así que había perdido su puesto como hijo del rey.

La reina Camilla acude a un acto oficial con su hijo© Getty Images
En las primeras carreras de Ascot con Carlos III en el trono, el hijo de la reina Camilla tuvo un lugar en el palco real en la jornada inaugural
La reina Camilla acude a un acto oficial con su hijo© Getty Images
En la coronación de Carlos III, los hijos y nietos de la reina Camilla ocuparon una primera fila en la Abadía de Westminster, mientras que el príncipe Harry se vio relegado a una tercera fila, con el resto de primos Windsor, es decir, no ocupó un lugar de hijo de rey

Hay que recordar que Tom Parker Bowles (que es crítico gastronómico, aparece de forma regular en el Masterchef británico y es bastante respetado por los tabloides) tiene una excelente relación con Carlos III, que fue su padrino, y que tiene dos hijos, Lola y Freddy. Siempre ha defendido a su madre y ha sostenido que lo único que ella hizo fue "casarse con la persona a la que amaba", una historia de amor, la de Carlos y Camilla, que también complicó la vida de los Parker Bowles, aunque ellos quedaran a la sombra mientras el foco estaba centrado en los Windsor.

Camilla, la reina que sobrevivió a un huracán

Carlos y Camilla, la gran historia de amor de la realeza británica

Tras la coronación de Carlos III, Tom acudió con ellos a las carreras de Ascot, una cita que en la que el nuevo rey invitó a muchos familiares de los que se consideran en el país, la familia "extendida" del rey, una forma de decir que no tienen presencia institucional, entonces el hijo de la reina Camilla ocupó un lugar en el palco real y en la jornada inaugural. Ya entonces acudió acompañado por la misma chica que estaba a su lado en la cita literaria. Tom se divorcio de su mujer y madre de sus hijos, Sara Byes, en el año 2018, y rehizo su vida junto a Alice Procope, que falleció de cáncer a los 42 años en el año 2022.

Haz click si quieres ver el documental ‘Carlos y Camilla: Historia de un matrimonio’, un programa especial en el que recordamos la historia de amor de la pareja. Ambos han superado muchas adversidades para estar juntos y tuvieron que esperar más de 30 años para poder contraer matrimonio. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!