william-ig

El príncipe Guillermo se sincera sobre el gran trauma que le produjo el accidente de un niño

El duque de Cambridge ha participado en un podcast en el que habla de la salud mental y cuenta anécdotas de la rutina cotidiana de su familia

por hola.com

El compromiso del príncipe Guillermo con la salud mental es firme y siempre participa en actos que promuevan la visibilización y la concienciación de este problema que él ha vivido en primera persona. El nieto de Isabel II, que ocupa el segundo puesto en la línea de sucesión al trono británico, se ha sincerado sobre este asunto en el podcast Time to walk de Apple, un espacio de 38 minutos de duración en el que ha hablado abiertamente acerca de los traumas que ha tenido más allá de la trágica muerte de su madre, Diana de Gales, cuando tenía tan solo quince años. Para relatar uno de los momentos que le han marcado, el duque de Cambridge se ha remontado a 2017, cuando presenció un accidente que le produjo una gran angustia ya que la víctima era un niño.

VER GALERÍA

-El príncipe Guillermo cuenta cómo le ayudó Kate Middleton a vencer sus miedos ante la paternidad

-Los duques de Cambridge en 10 momentos clave cuando cumplen su décimo aniversario de casados

En el citado año, el Príncipe ejercía como piloto de un helicóptero de emergencias, rol que estuvo desempeñando durante un total 18 meses antes de renunciar para asumir más funciones institucionales. En una de las jornadas de trabajo en el sector sanitario, acudió a un accidente automovilístico en el que la víctima era Bobby Hughes, de cinco años, poco más que su hijo, el príncipe George. El niño estaba jugando con amigos en el exterior de su residencia en Saffron Walden, Essex, cuando fue atropellado por un conductor. Reconoce que al presenciar esa dura situación sintió como si "el mundo entero se estuviera muriendo" y que algo cambió en su interior. "Fue como si alguien hubiera puesto una llave en una cerradura y la hubiera abierto sin que yo diera permiso para hacerlo", ha explicado.

Tras auxiliar a la víctima y trasladarla al hospital, recuerda que se fue a casa mal y en ese momento ya fue consciente de que algo en su interior había cambiado para siempre. Continuó con su trabajo y atendiendo emergencias, pero semanas después se dio cuenta de que se había llevado consigo la angustia por el caso de Bobby, generando un trauma que le hacía constantemente preguntarse por qué estaba tan triste: "Simplemente sientes el dolor de todos, el sufrimiento de todos. Y ese no soy yo. Nunca antes había sentido eso". Para recuperarse de esas crisis de salud mental el primogénito del príncipe Carlos cree que fue de gran ayuda compartir sus sentimientos con el resto de compañeros y hablar con la familia del niño al que el accidente le produjo daño cerebral y otras lesiones graves.

VER GALERÍA

El Príncipe ofreció su ayuda a la familia y puso a su disposición los medios para ayudarles. Además, tres semanas después del accidente les escribió una carta mostrándoles su amor y apoyo tal y como ha contado la madre del niño, Carly Hughes, a Mail on Sunday. En ese mensaje les decía que como padre podía entender el dolor y les tranquilizaba asegurándoles que su pequeño estaba en las mejores manos, atendido por gente fantástica en el hospital. "Es increíble. Lo he mirado a los ojos y, de verdad, tiene un corazón amable. Es un hombre encantador, asombroso", recuerda Carly, que volvió a verlo un año después junto a su esposo Jeff y a su hijo en la sede de East Anglian Air Ambulance en Cambridge. 

Las simpáticas discusiones de sus hijos

En el podcast el príncipe Guillermo también ha hablado de otras partes cotidianas de su vida como lo mucho que le gusta pasear, afición que comparte con su abuela y su padre. También habla de las simpáticas discusiones que por las mañanas protagonizan sus dos hijos mayores, George y Charlotte, por escoger qué canción escuchan y sus simpáticas reacciones cuando empieza a sonar la música. En este sentido cuenta que a los niños les gusta mucho escuchar el Waka Waka de Shakira que fue el himno del Mundial de Sudáfrica de 2010 que ganó la Selección española. Además, ha explicado que él les pone The best, de Tina Turner, porque le trae muy buenos recuerdos. No en vano, ha explicado que su madre solía cantársela a su hermano y a él para liberar tensiones cuando regresaban a casa tras una intensa jornada de colegio. 

Loading the player...

Escucha cómo habla el príncipe Guillermo 'un poquito' de español

 

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie