Príncipe Harry y Meghan Markle

Tampoco asistió al funeral del duque de Edimburgo en abril

La razón por la que Meghan no acompañará al príncipe Harry en el homenaje a Diana de Gales

El día 1 de julio se desvelará una estatua en recuerdo a la princesa, días en los que el nieto de Isabel II se reencontrará con su familia

por M. J. Somoza

La última vez que el príncipe Harry viajó al Reino Unido para reunirse con su familia el pasado mes de abril fue por una ocasión triste, pues lo hizo para despedir a su abuelo, el duque de Edimburgo. Dentro de pocos días, el día 1 de julio volverá a coger un avión para aterrizar en Londres con cierta nostalgia, aunque también con la alegría de poder hablar a los suyos del nacimiento de su segunda hija. El hijo del príncipe Carlos honrará la memoria de su madre, Diana de Gales, desvelando una estatua en recuerdo de la querida princesa por el que hubiera sido su sesenta cumpleaños que se situará en el Sunken Garden, de Kensington Palace. No estará sin embargo acompañado por su mujer, Meghan Markle, que parece que no viajará con él (tampoco lo hizo para asistir al funeral del marido de Isabel II por recomendación médica pues estaba a punto de dar a luz).

El príncipe Harry considera que la historia de su madre se estaba repitiendo con Meghan

Contradicciones, inexactitudes y desmentidos de la explosiva entrevista de Harry y Meghan

VER GALERÍA

El motivo de su ausencia es probablemente (así informa Hello!) la reciente maternidad de su segunda hija, Lilibet Diana, a principios de este mes -el bebé nació el 4 de junio-. No se producirá por tanto el esperado encuentro de Meghan con la familia, reunión que genera mucha expectación tras las controvertidas declaraciones que ha hecho. El príncipe Eduardo admitía, en una reciente entrevista, que las tensiones entre los duques de Sussex y la Familia Real existen y que es una situación “muy triste”. “Hay todo tipo de problemas y circunstancias, pero todos lo hemos vivido. Y todos hemos lidiado con ello, cada uno a su manera, y les deseamos la mejor suerte. Es una decisión muy difícil", aseguró en referencia a la marcha de la pareja a Estados Unidos.

Un almuerzo privado con la Reina

El príncipe Harry sí tendrá oportunidad de suavizar la situación, un camino que ya comenzó tras el nacimiento de su segundo bebé, pues parece que en seguida llamó a la Reina para que conociera a la niña a través de una videollamada. Además Isabel II habría planeado un almuerzo privado con su nieto en el palacio de Windsor, la primera reunión que mantendrían abuela y nieto a solas tras el conocido como Megxit, hace más de un año. La despedida del duque de Edimburgo habría marcado el inicio de un acercamiento que ahora podría reforzarse.

VER GALERÍA

La fortaleza con la que Isabel II afronta la vida sin el duque de Edimburgo

Los duques de Sussex anunciaron muy emocionados la llegada al mundo de su segunda hija, a la que pusieron por nombre Lilibet Diana, en claro homenaje a la reina Isabel y a Diana de Gales. La niña nació en un hospital de Santa Bárbara, California, noticia que Harry y Meghan detallaron en un comunicado publicado en la página web de su fundación Archewell. Añadían un mensaje personal en el que expresaban su agradecimiento y reflejaban sus sentimientos en este momento tan significativo. “El cuatro de junio fuimos bendecidos con la llegada al mundo de nuestra hija, Lili. Ella es más de lo que podríamos imaginar, y estamos agradecidos por el amor y las oraciones que hemos sentido de parte de todo el mundo. Gracias por vuestra continua bondad y apoyo durante este momento muy especial para nuestra familia”.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie