La hija de los Sussex, su gran alegría tras su momento más complicado

La hija de los Sussex, su gran alegría tras su momento más complicado

Los últimos doce meses han sido agridulces para Meghan Markle y el príncipe Harry

por Belén Nava M.

Este día queda marcado para siempre en la historia de amor de los duques de Sussex ya que es cuando su felicidad se ha completado con la llegada al mundo de su hija. Con su pequeña y Archie Harrison, que en mayo cumplió dos años, han formado una bonita familia de cuatro dispuesta a iniciar ahora una nueva etapa y a coleccionar momentos inolvidables en su casa de Montecito (California). Aunque un nacimiento supone siempre una buena noticia y un motivo de júbilo, en este caso el hecho de tener a su niña en brazos es para los Sussex una alegría inmensa que pone fin a unos meses difíciles. No en vano, llega tras atravesar una etapa personal complicada marcada por las tensiones con la realeza británica y por el difícil momento que vivieron hace prácticamente un año al perder de manera repentina al bebé que esperaban.  

-Las imágenes de la nueva vida del príncipe Harry en California

-La Familia Real británica felicita en la distancia a Archie, hijo de Harry y Meghan, por su segundo cumpleaños

Lo cierto es que todo lo vivido durante el 2020 fue una auténtica montaña rusa para los duques de Sussex, que comenzaron el año anunciando su renuncia a las obligaciones reales. Esa decisión que tomaron tras unas semanas sabáticas en Canadá fue bautizada como Megxit, generó un enorme impacto y precedió a su mudanza a Estados Unidos. Pero, sin duda, uno de los momentos más delicados que atravesaron fue cuando Meghan sufrió un aborto espontáneo. La pareja nunca llegó a confirmar públicamente este embarazo a pesar de los rumores y en noviembre ella decidió dar un paso al frente y compartir lo que le había pasado en un desgarrador y sincero artículo de opinión que escribió en el New York Times y tituló Las pérdidas que compartimos

La que fuera protagonista de Suits recordaba cómo una mañana de julio sintió "un fuerte calambre" tras cambiar el pañal al pequeño Archie y explicaba que el dolor fue tan intenso que se cayó al suelo llevando al niño en brazos. "Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo", expresaba. Tras esto reconocía que perder un hijo es "cargar con un dolor casi insoportable, experimentado por muchos, pero del que pocos hablan. Mi esposo y yo descurbimos que en una planta de hospital con cien mujeres, entre diez y veinte habian sufrido un aborto espontáneo. Sin embargo, este tema sigue siendo tabú", lamentaba.

Su situación con la Familia Real británica

Meses después de este testimonio en el que la duquesa de Sussex quiso compartir una importante parcela de su privacidad con el fin de ayudar a otras mujeres que pasan por la misma situación, la pareja hizo en San Valentín el anuncio más feliz al compartir que Archie iba a ser hermano mayor. Sin embargo, con esa inmejorable noticia no llegó la calma a sus vidas, todo lo contrario. Escasos días después anunciaron que el Megxit era definitivo e Isabel II les comunicaba que perdían por este motivo los nombramientos militares honorarios y los patrocinios reales. Tras esto se produjo su controvertida entrevista en CBS. Las declaraciones que la pareja hizo a su amiga Oprah Winfrey supusieron un auténtico tsunami en todo el mundo ya que contaron, entre otras cosas, que cuando ella estaba embarazada por primera vez alguien de la realeza británica hizo comentarios desafortunados sobre el color de piel que tendría su bebé. También explicaron que la Duquesa tuvo problemas psicológicos que la llevaron a querer quitarse la vida durante la dulce espera y que, aunque pidieron ayuda a la Corona, no la obtuvieron.

Un mes después de la mediática aparición televisiva, y con sus palabras aún impactando, se produjo el reencuentro del príncipe Harry con los Windsor. El hijo menor del príncipe Carlos se desplazó en abril solo a Londres para participar en el funeral de su abuelo, el duque de Edimburgo, pero aquello no hizo que la relación se arreglara. De hecho, en mayo volvió a referirse con dureza a la realeza en The me you can't see, documental de Apple Tv+ sobre la salud mental. El duque de Sussex ha dicho que la historia que vivió su madre se estaba repitiendo con su mujer, ha mostrado su descontento por el comportamiento que tuvieron los miembros de la realeza cuando Meghan les pidió ayuda, ha reprochado a su padre su comportamiento cuando era niño y ha comparado su vida con El show de Truman o con estar en un zoológico.

Haz click para ver el documental de Harry de Inglaterra, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie