guillermo2-portada

Apuesta por el automovilismo sostenible

¡A toda velocidad! El príncipe Guillermo se convierte en piloto por un día junto a Alejandro Agag

Durante su visita a Escocia ha podido probar la nueva modalidad deportiva 'Extreme E' con su creador

por Belén Nava M.

El deporte y las iniciativas para aminorar los efectos del cambio climático son dos temas muy importantes para el príncipe Guillermo, quien este fin de semana ha visto cómo estos dos aspectos se fusionan. Durante la primera etapa de su gira por Escocia, donde esta semana visitará junto a la duquesa de Cambridge la universidad que fue testigo de los inicios de su historia de amor, ha estado en el circuito de Knockhill (al norte de la ciudad de Dunfermline). En este escenario pudo conocer de cerca todos los detalles relacionados con una nueva modalidad de competición deportiva, 'Extreme E', ideada por el español Alejandro Agag, que le acompañó durante el recorrido. Se trata de una categoría en la que se usan coches Odyssey 21 E-SUV -todoterrenos cero emisiones- y se forman equipos mixtos que intentarán lograr la primera posición en diferentes grandes premios, al igual que ocurre en otras competiciones relacionadas con el mundo del motor.

Loading the player...

VER GALERÍA

PULSA AQUÍ PARA VER LA FOTOGALERÍA COMPLETA

El Príncipe, que ocupa el segundo puesto en la línea de sucesión al trono británico, llegó a Knockhill muy sonriente y con ganas de vivir una jornada inolvidable y a toda velocidad como parece que finalmente fue a juzgar por las imágenes. Vestido con un mono ignífugo como el que usan pilotos de carreras, se le vio charlando animadamente con Alejandro Agag mientras recorrían la pista. El yerno del expresidente del Gobierno José María Aznar conoce muy bien todo lo que implica la competición puesto que la idea de ponerla en marcha fue suya. De este modo, pudo haber compartido con el duque de Cambridge aspectos como que las carreras son de aproximadamente 16 kilómetros tal y como indica Motorsport, que hay dos días de clasificaciones previas y que para los grandes premios se usan escenarios afectados por el cambio climático para crear conciencia ante este problema.

VER GALERÍA

-'¡Cuidado, que te graban!' Las bromas del príncipe Guillermo a Kate Middleton en su nueva aventura digital

-Revivimos los 5 momentazos de la boda de los duques de Cambridge

En Escocia, el príncipe Guillermo ha comprobado lo que sienten participantes como Carlos Sainz y Laia Sanz porque ¡se atrevió a coger el volante de estos vehículos! El nieto de Isabel II no solo conoció por fuera los detalles técnicos de estos vehículos vanguardistas a los que veremos competir el próximo fin de semana en Senegal, sino también probó su conducción y vio cómo es desplazarse en ellos. Con los guantes y el caso puesto, el marido de Kate Middleton entró en el coche (oscuro, con una pegatina de la bandera de Reino Unido y su nombre grabado), primero como copiloto y después ya a los mandos. Tras dar unas vueltas se mostró entusiasmado. "Ha sido impresionante, me ha encantado", le dijo a Agag y al resto de personas que le acompañaron en esta ruta.

VER GALERÍA

La confesión familiar que le hizo a un grupo de sanitarios

Una vez finalizada la cita con el motor, el padre de los príncipes George, Charlotte y Louis mostró nuevamente su afición al deporte, aunque esta vez como espectador. Guillermo de Inglaterra, que esta misma semana recibía la vacuna contra el coronavirus, estuvo disfrutando de la final de la Copa de Escocia en la terraza de un bar situado a pocos metros del castillo de Edimburgo. No vio el partido solo ya que a su lado estaban profesionales de los servicios de emergencias, por cuyo trabajo se interesó. Tal y como informa HELLO!, les preguntó cómo viven la crisis sanitaria y cómo estuvieron en contacto con esos seres queridos a los que no podían ver. En este sentido, contó con gran sentido del humor su experiencia:  "Lo gracioso es que cuando hablé con mi familia, me pareció muy bueno ponerme al día, pero luego no tienes nada de qué ponerte al día porque nadie había hecho nada". Además, cuando un sanitario le dijo que llevaba un año sin ver a sus suegros, el duque de Cambridge dijo entre risas que algunas personas estarían felices por ello, pero que él adora a los padres de Kate.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie