meghan-zoomcall

Escucha la videollamada de Meghan Markle con las mujeres de la cocina solidaria con la que colaboró

La mujer del príncipe Harry ha querido animar y felicitar a las mujeres de la Hubb Community Kitchen, con las que escribió un libro de cocina

por hola.com

La Duquesa de Sussex ha participado en su primer evento desde que dejara la vida royal el pasado mes. Ha sido a través de una reunión en formato de videollamada desde Los Ángeles con las mujeres de la Hubb Community Kitchen en la que pretendía felicitarlas por la campaña que han lanzado para alimentar a los londinenses durante la crisis. Con la ayuda del Felix Project, que ofrece a la cocina todo aquello que necesita para mantener la producción, los miembros de este comedor social ofrecen entre 250 y 300 comidas a las familias de la capital, tres días a la semana, desde el lunes. Los envíos se realizarán a través de otra de las organizaciones benéficas con las que colaboran Meghan y Harry, Street Games.

VER GALERÍA

Durante la llamada, Meghan Markle estuvo hablando con la manager de la cocina, Leila Hedjem, y otras cuatro mujeres, a las que no dudó en felicitar por el éxito del libro que publicaron en septiembre de 2018, que incluye un prólogo escrito por la propia Duquesa. El 20 de septiembre, la mujer del príncipe Harry fue la anfitriona de un evento en el Palacio de Kensington en el que también participaron su esposo y su madre y en el que se presentaba el título Together: Our Community Cookbook, con un texto inicial en el que la Duquesa explicaba por qué había colaborado con esta publicación con 50 recetas de algunas de las mujeres víctimas del incendio de la torre de Grenfell, que causó 72 muertos en junio de 2017.

Loading the player...

Meghan estuvo en este comedor social por primera vez en enero de 2018 y, desde entonces, ha seguido realizando visitas de manera habitual pero de carácter privado. Le inspiró ver cómo empodera a las mujeres a través de una labor rutinaria para ellas y luchó para que el libro saliera adelante, puesto que los beneficios de la publicación se destinarían por completo al proyecto, con la intención de mantenerlo abierto todos los días de la semana y de ampliar sus límites para poder ayudar a cada vez más gente. En el verano de 2017, las protagonistas y autoras de este libro crearon el conocido como Hubb Community Kitchen ("hubb" significa "amor" en árabe, por lo que se llama "El comedor social del amor") en el Centro Al Manaar de Herencia Cultural del Oeste de Londres. A través de la comida que preparan, consiguen reunir y ayudar a su familia, amigos y vecinos, también afectados por la catástrofe de la Torre Grenfell, con la intención de poder superar lo ocurrido.

"Me sentí inmediatamente unida a este comedor social; es un lugar para que las mujeres rían, sufran, lloren y cocinen juntas", escribía la Duquesa de Sussex en el prólogo. "Unir identidades culturales en un mismo espacio crea un lugar para sentirse normal de la manera más sencilla. Es una necesidad universal de conectar, nutrirse, y formar parte de una comunidad. Estas mujeres lo consiguen a través de la comida, ya sea en medio de una crisis o en un momento de felicidad. Todos podemos identificarnos con esto", se puede leer en el fragmento que la Casa Real compartió del texto de Meghan. En enero de este mismo año, la mujer del príncipe Harry realizó una visita secreta a esta organización cuando se encontraba en Londres con su esposo después de su retiro de seis semanas. Por lo que sabemos, puede que fuera la última antes de que anunciaran su intención de dejar de ser miembros senior de la Familia Real y ella volviera a Canadá con su hijo Archie.

VER GALERÍA

Los Sussex ya se encuentran plenamente instalados en Los Ángeles después de su paso por Vancouver, pese a que el príncipe Harry calificara la adaptación como "desafiante", y esta misma semana han sido fotografiados realizando su primera labor bénefica que ha trascendido. Han querido aportar su granito de arena en la pandemia del coronavirus en la ONG Angel Food, que se dedica a cocinar y entregar comida a personas con enfermedades graves. Dan Tyrell, uno de los inquilinos de estos apartamentos, fue el encargado de recoger la comida preparada por los Duques y admitió que cuando abrió la puerta no reconoció al matrimonio en un primer momento, puesto que iban cubiertos con guantes, mascarillas y gorras. "Aquí está tu comida y gracias. Esperamos que estés bien", cuenta Dan que le dijeron.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie