Los príncipes George y Charlotte de Cambridge, protagonistas en Sandringham

Los príncipes George y Charlotte de Cambridge, protagonistas en Sandringham

Los dos hijos mayores del príncipe Guillermo y Kate Middleton han acudido por primera vez en este oficio religioso

por hola.com

Antes de dar comienzo a la comida de Navidad, la familia real británica abandona por unas horas la casa de campo de Sandringham, en la que pasan siempre estas fiestas, para acercarse a la iglesia de Santa María Magdalena, donde este año los grandes protagonistas de la misa han sido los príncipes George y Charlotte. Los hijos mayores de los duques de Cambridge han debutado en este tradicional servicio religioso en el que han acaparado todas las miradas. Desde hacía días se especulaba con la posible presencia de los niños en la liturgia y, ante esta primera vez, las inmediaciones del templo se han llenado de curiosos que querían estar presentes en esta jornada que marca un antes y un después para los pequeños.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Muy atentos a todo lo que ocurría a su alrededor y sin separarse de la mano de sus padres, los hijos de los duques de Cambridge han llegado a la iglesia caminando, al igual que el resto de familiares -excepto su bisabuela, la reina Isabel, que ha llegado en coche-. Expectantes ante esta primera vez, tanto George como Charlotte, que vestían americana y abriguito azul marino respectivamente, se han mostrado muy profesionales en el paseo a la parroquia. No obstante, parecía evidente que el cansancio había hecho mella en los pequeños, en especial en Charlotte, de cuatro años, que la podiámos ver en más de una ocasión reclamando la atención y los mimos de mamá. 

Kate Middleton y el príncipe Guillermo siempre han optado por no exponer a los niños demasiado pronto y hacerles partícipes únicamente de algunos actos destacados para la corona británica como el Trooping the colour. Sin embargo, consideran que ahora que George tiene seis años y Charlotte ha cumplido ya cuatro, son lo suficientemente mayores como para participar en esta costumbre a la que, a buen seguro, se unirá dentro de un tiempo el pequeño de la casa, Louis de Cambridge, quien tiene solo veinte meses.

VER GALERÍA

La esperada presencia de los hijos de los duques de Cambridge ha suplido de alguna manera la ausencia de Meghan Markle y el príncipe Harry, quienes no están pasando estas fiestas con los Windsor sino al lado de la madre de ella, Doria Ragland. George, Charlotte y Louis no han podido compartir juegos y regalos con su primo Archie Harrison puesto que el niño se encuentra en Estados Unidos. Con la finalidad de alejarse temporalmente del foco mediático y desconectar, los duques de Sussex han decidido tomarse seis semanas sabáticas. Será durante los primeros días de enero cuando regresen a Reino Unido y retomen su agenda.

Loading the player...

La Familia Real británica se reúne en la misa de Navidad con notables presencias y una ausencia

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie