ladygabriella-getty

Lady Gabriella, la Windsor que nació sin derechos sucesorios

La religión de su madre fue el motivo por el que el príncipe Michael de Kent y su descendencia perdieron su derecho a la Corona hasta 2015

por hola.com

La protagonista de la tercera boda real británica en un año, Lady Gabriella Windsor, ocupa el puesto 50 en la línea sucesoria, por eso el enlace no tendrá la pompa y la envergadura del de Eugenia de York y Jack Brooksbank y mucho menos del de los duques de Sussex. Sin embargo, la hija de los príncipes Michael de Kent ni siquiera contaba con este derecho hasta el año 2015 cuando un cambio en la normativa le devolvió su posición en la sucesión al trono que ostenta Isabel II.

VER GALERÍA

La razón se remonta al año 1978 cuando su padre, Michael de Kent, decidió contraer matrimonio con la baronesa María Cristina von Reibnitz, una mujer de noble linaje pero de religión católica. Según el Acta de Establecimiento de 1701, solo podía casarse con una anglicana si quería conservar su puesto en la línea sucesoria. El príncipe eligió el amor y celebró una boda civil en Viena que le hizo perder este derecho tanto a él como sus descendientes.

VER GALERÍA

La pareja tuvo dos hijos, Lord Frederik y Lady Gabriella, que nacieron sin ninguna opción de llegar al Trono, a pesar de que su posición sería bastante remota. No obstante, ciertos aires de modernidad refrescaron la monarquía británica en 2015 cuando entró en vigor una modificación legislativa que eliminada la norma que obligaba a casarse con alguien de religión anglicana para conservar los derechos sucesorios. De esta forma, tanto el príncipe Michael de Kent como sus hijos volvieron a su lugar en la línea de sucesión.

Las reformas aprobadas permitieron también que Charlotte de Cambridge no fuera desplazada por su hermano Louis de Cambridge, por el mero hecho de ser mujer. Así, la pequeña princesa mantiene su cuarto puesto a pesar de que su hermano menor sea varón.

VER GALERÍA

En Windsor está ya todo listo para albergar el sábado la boda entre Lady Gabriella y el financiero Thomas Kingston, que se dará el ‘sí quiero’ en la Capilla de San Jorge, la misma que acogió el enlace de Eugenia de York y Jack Brooksban y el de los duques de Sussex. La reina Isabel II ya ha confirmado su presencia en el enlace al que acudirá acompañada de otros miembros de la Familia Real. Tras la ceremonia tendrá lugar la recepción, que no se espera que se prolongue hasta entrada la noche ya que no muy lejos de allí el pequeño Archie necesita dormir.

Todo lo que sabemos sobre la boda de Lady Gabriella Windsor

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie