harry-anillo

El nuevo anillo que el príncipe Harry ha lucido en Australia dice mucho de él (literal)

Esta 'joya' de color negro no es otra cosa que un seguidor de actividad y sueño realizado en titanio de la exclusiva firma Oura

por hola.com

La apretada agenda que los Duques de Sussex están viviendo en Australia está consiguiendo que conozcamos detalles hasta ahora ocultos sobre ellos. Ha llamado especialmente la atención a curiosos y extraños el último complemento que el príncipe Harry ha lucido durante su gira: un anillo metálico de color negro que lucía en su dedo anular derecho. El nieto de Isabel II, conocido por llevar joyas con significado sentimental, ha mostrado en esta gira internacional junto a su esposa, Meghan, su "nueva arma secreta para la mejora personal". 

VER GALERÍA

Así define la firma Oura, encargada de vender estos anillos que rondan entre los 314 y los 1.050 euros, estos medidores de actividad y sueño. Realizado en titanio, funciona midiendo de manera constante la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca y el movimiento, resultados que puedes ir descubriendo en una aplicación descragada en tu teléfono móvil. Aunque existen dos modelos diferentes y varios colores, el príncipe Harry ha escogido el modelo 'Heritage' en versión negro. 

Este medidor de actividad de última generación ayudaría al hermano del duque de Cambridge a conocer sus horas y tipo de sueño tras volar de Inglaterra a Australia o tras varias de intensa actividad, como está siendo el caso en la actualidad con su apretada agenda. Con él, también estaría siguiendo el patrón de sueño que tiene, aunque resulta curioso pues con la llegada de su primer hijo será dificíl mantenerlo. 

VER GALERÍA

Aún así no parece excesivamente agobiado con estos datos, ya que el príncipe Harry ha olvidado ponerse esta joya tecnológica en algunos de sus últimosactos, entre ellos, la boda de su prima Eugenia de York, celebrada el pasado viernes 12 de octubre en la capilla de San Jorge, en Windsor. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie