trump-gtres1

Así ha sido el encuentro de Isabel II con Donald y Melania Trump

La reina de Inglaterra ha recibido al Presidente de los Estados Unidos y a la Primera Dama en el Castillo de Windsor para tomar un té

por hola.com

Isabel II ha recibido esta tarde en Windsor al presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su mujer, Melania. La monarca, que lucía un vestido estampado azul y amarillo que tapó con abrigo azul y sombrero a juego, llegaba minutos antes de que la pareja presidencial hiciese su aparición al patio interior cuadrangular de la residencia real, en el condado de Berkshire, una de las favoritas de la monarca, situada a unos 40 kilómetros de la capital. Trump será el doceavo presidente norteamericano al que la reina de Inglaterra recibe en su casa.

VER GALERÍA

A su llegada, Isabel II sonrió cortésmente y estrechó la mano de sus invitados, que se colocaron uno a cada lado de la soberana. Melania lucía para la ocasión un dos piezas color crema que ciñó a su cintura con un cinturón y que combinó con cabello recogido. 

Tras ello, la Guardia de Honor ofreció un saludo real y se interpretó el himno de EEUU, momento en el cual pudimos ver a los Trump muy emocionados y con la mano en el corazón. Después de este momento, Isabel II y Trump pasaron revista a las tropas antes de presenciar el desfile militar y, posteriormente, tomar el té en uno de los salones de palacio.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

El momento incómodo del encuentro se produjo cuando el Presidente se mostró inseguro al no saber dónde colocarse, lo que llevó a la Reina a hacer un gesto para que caminase por el lado izquierdo después de unos segundos de confusión. Después de pasar revista, se escuchó a Donald decir "gracias" a uno de los guardias. 

La visita de Donald Trump al Reino Unido está marcada por la polémica, ya que las calles de Londres se han llenado de protestas masivas ante el rechazo de sus políticas. El encuentro del presidente de Estados Unidos y la Reina no es una visita de estado, de ahí que no haya existido una procesión de carruajes ni un opulento banquete estatal. El Palacio de Buckingham confirmaba que ningún otro miembro de la familia real se reunirá con la pareja presidencial, algo que se esperaba, ya que las opiniones de Trump sobre la Duquesa de Cambridge después de que la revista francesa Closer publicará unas imágenes de Kate tomando el sol sin la parte de arriba del biquini no devieron ser del agrado de la familia. A pesar de todo, Isabel II no tuvo problema en posar para una foto dentro del Castillo de Windsor.

VER GALERÍA

Antes de conocer a Su Majestad, Donald reveló su admiración por la monarca inglesa al  periódico The Sun : "Si lo piensas, en todos los años que ha representado a su país, nunca ha cometido un error. No hay nada embarazoso. Ella es solo una mujer increíble". Además, quiso destacar la gran admiración que Melania siente por Isabel II: "Mi esposa es una gran admiradora suya".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie