La Duquesa de Cambridge y sus hijos

La tarde más divertida de George y Charlotte, hijos de los Duques de Cambridge, en el polo

El príncipe Guillermo participó en un torneo benéfico ante la atenta mirada de su mujer y sus hijos George y Charlotte

por hola.com

Ha sido un fin de semana lleno de emociones y momentos divertidos, en el que los hijos de los Duques de Cambridge se lo han pasado en grande. Si el sábado se unieron a toda la Familia Real inglesa para presenciar el desfile Trooping the colour, que se celebra cada año en honor del cumpleaños de la reina Isabel y que fue escenario de la reaparición del príncipe Harry y Meghan tras su viaje de novios, el domingo aplaudieron a su padre en un torneo de polo benéfico disputado en el club Beaufort. Lejos del protocolo, en esta ocasión pudieron disfrutar de un rato al aire libre en compañía de su madre y de sus primos, los hijos de Peter Philips, Savannah, de siete años, y su hermana Isla, de seis, que estaban también en el club.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

George, de cuatro años, y Charlotte, de tres, corrieron, saltaron e hicieron lo que todo niño a su edad: jugar hasta caer rendidos. Así se puede comprobar en estas fotografías en las que se ve a George en una batalla con pistolas de plástico y estirando un enorme muelle de colores y a Charlotte corriendo por el césped descalza y observando atenta cómo juega su padre al polo, con unas coquetas gafas de sol. ¡Ya presume de estilo propio! La duquesa Catherine estuvo muy pendiente de los niños, dándoles mimos y acunando a  Charlotte cuando se cansó. Faltaba en este día el pequeño de la casa, Louis, que apenas tiene unas semanas y que todavía no se puede unir a estas tardes de juegos.

VER GALERÍA

El entusiasmo de los pequeños de la Familia Real británica al presenciar el desfile aéreo

Todas las anécdotas del desfile en honor a Isabel II

VER GALERÍA

Los Duques de Cambridge pasaron una jornada relajada, en la que Catherine mostró lo recuperada que está tras haber dado a luz hace apenas siete semanas con un cómodo vestido de Zara en tono azul y alpargatas. Un atuendo perfecto para participar en los juegos de sus hijos y perseguirles, dejándonos estas tiernas estampas para el recuerdo. Fue un broche de oro perfecto al fin de semana que comenzó con el tradicional desfile Trooping the colour en el que la emoción de los más pequeños se hizo palpable mientras veían el espectáculo aéreo. De nuevo ellos protagonizaron las anécdotas de una jornada en la que había una gran expectación por ver de nuevo a Meghan, la novia real del año, y al príncipe Harry, que hicieron su primera aparición pública tras su luna de miel.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie