lindo-getty

Las otras parejas de flamantes papás que acapararon todas las miradas en el Lindo

En la espera para ver al tercer hijo de los Duques de Cambridge ha habido un par de falsas alarmas que han dado lugar a momentos de lo más simpáticos

por hola.com

Estaba todo preparado para conocer al sexto bisnieto de Isabel II, tercer hijo de los Duques de Cambridge, pero, en la espera, los fotógrafos y curiosos conocieron a otros afortunados padres, que disfrutaron de su momento de fama en las escaleras del Ala Lindo del hospital St. Mary, en Paddington, Londres. Dos parejas salieron de la clínica por primera vez con sus hijos recién nacidos, y se encontraron con el increíble despliegue con motivo del nacimiento del quinto en la línea de sucesión. En vez de evitarlo, lo aprovecharon, y posaron ante los periodistas, llenos de orgullo, con sus bebés.

VER GALERÍA

Sin duda, una jornada para recordar, no solo por el nacimiento de sus hijos, sino por la divertida anécdota que podrán contarles más tarde sobre cómo se convirtieron, por un segundo, en los protagonistas de la noticia del día para los medios ahí reunidos. Una de las parejas llevaba a su hijo en brazos con un precioso conjunto color azul, capucha y gorro incluidos, para protegerle del viento fresco en Londres en esta época del año. La segunda pareja, que capturó el periodista de People Simon Perry, llevaba a su pequeño en un portabebés y tampoco dudó en posar en la ya famosa puerta. "Un bebé ha nacido en el Ala Lindo del hospital St Mary. Pero no es el bebé royal. Una pareja disfruta de su momento de orgullo en los escalones", escribe el reportero.

Dos imágenes que, junto con la de los Duques de Cambridge, muestran tres familias completamente diferentes pero sonrientes, llenas de orgullo y unidas por la feliz noticia que supone la llegada de un nuevo miembro.

Los Duques de Cambridge abandonaron el hospital St. Mary con su niño, solo siete horas después del nacimiento de este. Muy emocionados, el príncipe Guillermo y su esposa, que llevaba en sus brazos al pequeño, cubierto con una toquilla y un gorro blancos, han saludado a todos los periodistas, fotógrafos y curiosos que se encontraban en las inmediaciones. La zona llevaba varias semanas con prohibiciones de tráfico para facilitar este momento y hacía horas que estaba llena de público que quiso vivir en primera persona este momento tan especial y emocionante. El bebé ha pesado 3,900 kilogramos y en los próximos días se conocerá su nombre, aunque las apuestas ya tienen un favorito.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie