Los Duques de Cambridge y su romántica estancia en el lugar donde se enamoraron

por hola.com

Han sido sus compromisos oficiales en la ciudad de Dundee los que han llevado a los Duques de Cambridge a pasar unos días en Escocia. Una agenda que les ha permitido pasar una noche reviviendo sus años universitarios, esos en los que él era un joven Príncipe que soñaba con ser un estudiante más y ella era una chica anónima. El matrimonio ha vuelto a St. Andrews, el lugar en el que se inició su historia de amor.

Fue el propio Kensington Palace, a través de su cuenta de Twitter, la que ha informado de que Guillermo y Kate pasaron la noche del jueves en esta localidad de la costa oeste escocesa, célebre por su prestigiosa universidad y que ocupa un lugar especial en los corazones de los Duques. Además el Palacio ha compartido una fotografía de ellos en el día de su graduación.

La pareja se alojó en el hotel The Old Course, según informa HELLO!, un resort con spa de cinco de estrellas, rodeado de campos de golf, cercano a la playa de West Sand, con hermosas vistas a la osta escocesa y a tan solo un pequeño paseo de la universidad de St. Andrews y de la zona en donde compartieron piso. Como muchos padres que aprovecharon esa noche sin niños para una cena romántica, los Duques de Cambridge cenaron en uno de los restaurantes del hotel, el más elegante es el Road Hole, que ofrece un menú de degustación de ocho platos entre los que se encuentran algunas especialidades locales como vieiras, rape o carnes de la zona.

VER GALERÍA

Descubre aquí el hotel en el que se alojaron los Duques de Cambridge

Fue en el año 2001 cuando el Príncipe, con 19 años, fue aclamado por cuatro mil personas que le dieron un cálido recibimiento a su llegada a esta localidad, mientras él insistía en que solo quería “ser un estudiante como los demás”. Nada le hacía sospechar que gracias a esa universidad –cuyas solicitudes aumentaron un 44 por ciento desde que se dio a conocer la noticia de que el nieto de la Reina de Inglaterra estudiaría allí- iba a encontrar el amor.

Compañeros de piso, separación y reencuentro: Así se forjó su historia de amor

En sus primeros años de estudio, el hijo del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales y Kate se alojaban en habitaciones muy cercanas en la residencia de estudiantes St Salvators Hall, pero no fue hasta dos años después cuando ambos comienzan a convivir en la misma casa de campo en Escocia junto a otros dos compañeros de piso, allí Kate y Guillermo comienzan a conocerse y poco a poco a enamorarse.

Durante sus años universitarios, su historia de amor permaneció blindada por un “pacto de caballeros” entre los editores de periódicos y la Casa Real Británica, con la finalidad principal de que el bombazo que suponía la publicación de su incipiente historia de amor estropeara sus respectivas carreras universitarias.

El romance se fue consolidando y los hoy Duques de Cambridge se volvieron inseparables. Durante la primavera de 2006 se comenzó a rumorear sobre que el anuncio de compromiso era algo inminente, pero nada más lejos de la realidad y esa primavera la pareja anuncio que habían decidido darse un tiempo y que iban a seguir cada uno su propio camino.

La separación no duro mucho y en junio la pareja se dio una segunda oportunidad, confirmándose este hecho al mes siguiente cuando Kate acompañada por su madre asistía al concierto homenaje de Diana celebrado en el estadio de Wembley.

VER GALERÍA

En noviembre de 2010, Clarence House confirmó que el príncipe Guillermo y Kate se habían comprometido y el 29 de abril de 2011 en la abadía londinense de Westminster la pareja selló su amor, convirtiéndose en marido y mujer. Los Duques de Cambridge completaron su feliz romance con la llegada del príncipe George, el 22 de julio de 2013, y con la de la princesa Charlotte el pasado 2 de mayo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie