Lady Kitty Spencer, igual que su tía la princesa Diana, demuestra que un vestido puede tener muchas vidas

por hola.com

Ojos azules, melena rubia y sonrisa dulce, estos son algunos de los rasgos de Lady Kitty Spencer con los que se puede recordar a su célebre tía, la princesa Diana de Gales. Como ella, su sobrina ha demostrado en la Semana de la Moda de Milán que un vestido puede tener muchas vidas.

amfAR Milano 2015 #amfAR #mfw #milan

Una foto publicada por Kitty Spencer (@kitty.spencer) el

Sin hubiera que hablar de un vestido favorito en el armario de Kitty Spencer ese sería sin duda este diseño repleto de volantes y pedrería de la sudafricana Jenni Button. Con él ha hecho su última aparición pública la hija mayor de Charles Spencer en la una gala benéfica para recaudar fondos en la lucha contra el sida en Milán, una cita que coincidiendo con la Semana de la Moda estuvo llena de celebrities como Dakota Johnson, Heidi Klum o Naomi Campbell.

Diana de Gales y su madrastra, la condesa Spencer, ¿enemigas o confidentes?

Nicki Minaj nos descubre al primo más guapo de los príncipes Guillermo y Harry de Inglaterra

Lejos de sumarse a la tendencia general que dominaba en una noche en la que la mayoría de las damas apostaron por el negro, Kitty Spencer rescató por tercera vez en el año por su diseño fetiche, un vestido que llevó por primera vez el pasado abril en el baile de Downton Abbey –otro evento benéfico- y en junio en el Hunt Ball, una cita anual con cena y baile.

Bae 😘

Una foto publicada por Kitty Spencer (@kitty.spencer) el

La que fuera una de las mujeres más elegantes de la realeza europea, Diana de Gales, no se caracterizaba por repetir vestuario en numerosas ocasiones, pero si guardaba en su armario algunas piezas que eran una apuesta segura y que ella convirtió en icónicas. Vestidos que con su belleza y estilo cobraban vida una y otra vez y que forman parte de la memoria colectiva de aquellas generaciones que recuerdan a una de las princesas más queridas.

VER GALERÍA

Como el vestido blanco firmado por Catherine Walker –una de las diseñadoras favoritas de la Princesa- que estaba repleto de perlas con escote palabra de honor, que en ocasiones combinaba con una torera a juego, lo que hizo que algunos lo llamaran el "vestido Elvis”, en alusión al "Rey del Rock" debido a las grandes solapas. La princesa lo llevó con o sin tiara, en citas oficiales en Hong Kong y en Budapest.

Un británico compra un vestido de Diana de Gales por 278.400 euros para sorprender a su esposa

VER GALERÍA

Otro vestido que bien mereció tener muchas vidas, fue el modelo de terciopelo de Víctor Edelstein que tan bien se movió cuando Diana de Gales bailó con John Travolta en la Casa Blanca. Un diseño de hombros al aire y corte clásico que la Princesa se puso en varias ocasiones aderezándolo con distintas piezas de joyería. Un vestido que en una subasta en el año 2013 alcanzó los 278.400 euros.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie